Denunciaron estafa en Administración Tributaria Mendoza

El ministro de Hacienda, Marcelo Costa, denunció ante la fiscal Claudia Ríos una adulteración de documentos públicos en la compra y venta de autos. Son 45 casos.

«Simulación dolosa de pago». Así se denomina al delito -contemplado por la Ley Penal Tributaria- que detectaron en la Administración Tributaria Mendoza (ATM) por adulteración de documentos en la compra y venta de autos.

El ministro de Hacienda, Marcelo Costa, y el titular de ATM, Claudio Gil, dieron detalles del fraude al Estado en 45 casos en el Gran Mendoza, en donde intervinieron tres agencias de autos, propietarios y gestores, que denunciaron hace dos meses ante la Fiscal de Delitos Complejos, Claudia Ríos.

“Denunciamos una estafa al Estado en la transferencia de autos cero kilómetros y usados en la adulteración de instrumentos públicos, boletos, sellos de pago del Banco Nación y un sello que utiliza rentas para certificar el pago de este instrumento”, explicó Costa.

El titular de la cartera de Hacienda manifestó además que “creemos que se ha afectado a estos contribuyentes que compraron un auto. No sabemos quiénes están involucrados, sí hay agencias que han llevado adelante estas transacciones. No sabemos si es la agencia, un gestor u otra persona que ha llevado adelante este ilícito que es importante porque hay una organización en la cual deben participar varias personas en donde se han alterado cuatro documentos casi idénticos a los de la Dirección de Rentas. No descartamos más casos”.

Cómo se hizo

Gil contó que desde que se puso en marcha la ATM “hemos querido hacer un cambio fundamental en la función de recaudación”. Para ello realizaron un trabajo de inteligencia fiscal y auditorías.

Según indicaron desde Hacienda, cuando se compra un auto debe inscribir el vehículo en el Registro Automotor, el documento para realizar esa gestión está gravado por el impuesto a los sellos.

La estafa, calculada en un monto de 100 mil pesos, se hizo con un formulario válido y con un sello falso de ATN, un estampado ATM falso en el formulario de inscripción, un boleto de pago de ATM falso, un ticket de pago del Banco falso y el sello de ticket de pago en banco falso.

La Ley Penal Tributaria prevé una pena de dos a seis años a los culpables.

Temas relacionados