Desde el 2008, las consultas por abuso de cocaína superan a las de marihuana

Según el Centro de Toxicología, hace cinco años «no había consultas sobre esto por intoxicación». Hay más muertes súbitas por mezclar el narcótico «blanco» con el alcohol.

No es nuevo que la cocaína dejó de ser una droga de paso para convertirse en uno de los estupefacientes consumidos en la provincia. Sin embargo, desde el 2008 a esta parte, la cantidad de consultas por intoxicación o sobredosis en las guardias hospitalarias y centros de atención, se ha incrementado y ha sido en forma sostenida. A tal punto, que en los últimos años las consultas por abuso de esta droga en el área de Toxicología de la Provincia y en el Programa Provincial de Adicciones superaron ampliamente a las que llegaban por el consumo de marihuana.
Así lo confirmó ayer el titular del Centro de Atención Toxicológica de la Provincia, Sergio Saracco, quien aseguró: «Hace cinco años, directamente no había casos o era muy raro que un joven terminara en una guardia de hospital por presentar un cuadro grave por causa de esta».

El problema, según Saracco, tiene dos grandes causales: por un lado, se está consumiendo cada vez más cocaína en la provincia y, por el otro, como el efecto inmediato de esta droga psicoactiva daña más el cuerpo y la mente en el corto plazo, hay más consultas.
De las 200 consultas telefónicas que recibe mensualmente el Centro Toxicológico, hay tres grandes ejes: el primer lugar se lo llevan los psicofármacos, mientras que el segundo lugar es por intoxicación con plaguicidas. En tercer lugar, están las drogas abusivas. De este porcentaje de intoxicados, 80% es por alcohol y le sigue la intoxicación por cocaína. Según explica Saracco, no hace más de dos o tres años, la segunda causa de consultas por intoxicación era la marihuana (aunque eran pocos los casos por su menor incidencia en el sistema coronario), pero esta ya fue remplazada fuertemente por la conocida droga «blanca». «Estas consultas también se notan en los centros de asistencia y rehabilitación. Claramente, hay más cocaína y sus efectos son devastadores», indicó.

De la mano de esta droga, llegaron a Mendoza cuadros clínicos que, hasta hace cinco años, eran considerados «insólitos» para los efectores públicos locales. Se trata de «un cambio en el perfil epidemiológico del paciente», según Saracco. Esto es que, por la combinación de alcohol y cocaína «ya se registran casos de muerte súbita en las guardias hospitalarias. Ambas drogas se potencian y generan infartos de miocardio en edades, hasta ahora impensadas, como la de chicos de entre 20 y 30 años, cuando antes un problema coronario se veía no antes de los 45 años», añadió el titular de Toxicología.

Lejos de lo que se cree, la cocaína dejó de ser «hace mucho» una droga para ricos, según Saracco. «Ahora la consumen todas las clases sociales, incluso, su fuerte adicción psicológica y física puede llevar al joven a cometer robos y hechos de violencia en horas absurdas y con objetos absurdos para poder comprar aunque sea unos gramos», explicó el ex ministro de Salud. Además, tampoco hace falta pasar antes por la marihuana. «No hay drogas iniciáticas», completó.

Más de Provincia
Cornejo aceptó un debate entre Cobos y Pérez
Luego de la clausura del vivero, Capital habla de una «intencionalidad política»
Las Heras clausuró un vivero de Capital porque lo transformó en un depósito de camiones
Con algunas fallas, el Registro Civil realizó la primera transmisión matrimonial on line
Godoy Cruz y la Provincia acuerdan por el cobro del estacionamiento medido

«HAY QUE HABLARLO»
El problema de las drogas sigue siendo un tema difícil de conversación en el ámbito familiar. A pesar de la real preocupación de los padres y también de los jóvenes que consumen, es común que no se llegue a tocar el asunto en la mesa donde se comparte una cena o un almuerzo. De ahí, que el titular de Toxicología y ex ministro de Salud, Sergio Saracco, explicó que no hay que darle la espalda en casa a este flagelo. «Son muchas las consecuencias que provoca el consumo de drogas. Hay que hablarlo abiertamente en la mesa familiar. Los chicos suelen estar más en el tema que nosotros, por eso, no hay que tener temor de dialogar y ofrecerles a los chicos otros espacios de recreación, lejos de la computadora», completó.

DICEN QUE LA «SHISHA» NO INCIDE EN MENDOZA
Hace unos días trascendió la supuesta «alarma» por el posible desembarco de una nueva droga en el país, la cual tiene efectos devastadores en el sistema nervioso. Se trata de la «shisha».
Consultados por El Sol, el titular de Toxicología, Sergio Saracco, al igual que Laura Alcaraz, del Programa Provincial de Adicciones, pidieron «prudencia» para abordar los casos de consumo de esta metanfetamina y afirmaron que «la alerta confunde más de lo que aclara y no permite poner el foco en el consumo de otros estupefacientes mucho más peligrosos y más consumidos por los mendocinos».
Saracco explicó ayer que este derivado de la anfetamina, que puede ser aspirada o inyectada por vía intravenosa, «no tiene prácticamente nada de incidencia en la provincia».
«En el Hemisferio Norte y en Europa puede darse más porque no hay cultivo de coca como acá. Aquí, la cocaína, por proximidad, es mucho más consumida», señaló.
De hecho, el médico explicó que la novedosa metanfetamina tiene efecto similar al de la cocaína, por ser un psicoactivo potente.

Temas relacionados