Detienen a Keiko Fujimori: irá a prisión preventiva por 36 meses

El juez de Perú Richard Concepción Carhuancho dictó prisión preventiva de 36 meses contra la opositora Keiko Fujimori, quien es investigada por el presunto delito de lavado de activos junto a otros 11 imputados. Fujimori, hija del expresidente condenado Alberto Fujimori, es señalada de ser integrante de una organización criminal al interior del partido Fuerza Popular.

La Policía detuvo a la excandidata presidencial en la sede de la Sala Penal Nacional. A la salida, la abogada de Keiko Fujimori, Giuliana Loza, calificó de parcialidad judicial y dijo que apelarán la decisión.

La fiscalía peruana sostiene que la lideresa de Fuerza Popular habría recibido dinero de parte de la empresa Odebrecht para su campaña el año 2011. Fujimori ha negado siempre haber recibido dinero de manera ilícita para su partido.

El pasado 10 de octubre, el Poder judicial de Perú ordenó la detención preliminar de Fujimori por 10 días, según confirmó en ese momento su abogada Giuliana Loza, a la agencia de noticias oficial Andina. La lideresa fue notificada de la medida cuando se presentó en la Fiscalía para declarar en la investigación por el financiamiento de su partido. Fujimori salió en libertad el 17 de octubre, luego de que un juez acogiera la apelación de la defensa.

En noviembre del año pasado, un grupo de fiscales peruanos viajaron a Curitiba, Brasil, para interrogar al exdirector ejecutivo de la empresa brasileña Odebrecht, Marcelo Odebrecht, condenado a 19 años de prisión tras ser acusado de haber pagado cuantiosas cantidades de dinero en forma de sobornos, entre ellos la financiación ilegal de varias campañas electorales a cambio de recibir beneficios de los gobiernos de turno.

Los fiscales peruanos buscaban determinar el presunto nexo entre Odebrecht y la excandidata presidencial peruana, Keiko Fujimori. Esto, tras una investigación del diario brasileño O Globo publicada en junio de 2017 donde presentaban copias de la agenda móvil de Odebrecht y entre las anotaciones se leía “aumentar Keiko para 500 y hacer visita”.

La controversia se agudizó tras la publicación de un reporte posterior del diario peruano El Comercio que cita fuentes anónimas que aseguran que durante el interrogatorio de los fiscales peruanos a Odebrecht el empresario aseguró haber hecho pagos a la campaña de Fujimori.

Fuente CNN

Comentar

comentarios

Temas relacionados