Diputados y Senadores se descongelaron la dieta

Alfredo Cornejo (FCM) que estuvo el fin de semana largo por San Rafael se olvidó de contarlo a los periodistas, que convocó a conferencia de prensa en el Centro de Congresos y Exposiciones. (Que lo esconda el Mundial…)

Las dietas de los diputados y senadores se “descongelan” y recibirán las mismas subas que los empleados legislativos. Quedarán excluidos del aumento de suma fija de $30.000, pero de ahora en más sus ingresos volverán a quedar “enganchados” a los incrementos que se pacten en las paritarias legislativas.

Diputados y senadores nacionales se descongelaron la dieta y cobrarán más de 450 mil pesos tras un arreglo entre los bloques mayoritarios, acordaron aumentarse el sueldo el 30 por ciento a partir del 1 de noviembre. Este acuerdo fue firmado por los jefes de bancada del oficialismo y de Juntos por el Cambio. El Frente de Izquierda, los liberales, y el interbloque Federal se opusieron al aumento.

Diputados y Senadores del Congreso de la Nación cerraron un acuerdo para descongelar sus sueldos y confirmaron un aumento del 30 por ciento en sus haberes a partir del 1 de noviembre.

Lo sugestivo del caso es que, a la hora de comunicar la novedad sobre la suba salarial, Kirchner y Moreau omitieron dar cuenta del artículo 2 de la resolución, por el cual, por petición de los bloques políticos de ambas cámaras, se habilita a que nuevamente las dietas de los legisladores aumenten de manera automática con la suba paritaria de los trabajadores.

Hoy el sueldo de un diputado está compuesto por una dieta que ronda los $420.000, a lo que hay que sumarle los gastos de representación, que ronda los $37.000, es decir, $457.000.

A este número hay que descontar los aportes a la obra social, jubilación y Ganancias, lo que hace que reciba en mano unos $340.000.

Finalmente, a estos 340 mil pesos hay que sumarles unos $30.000 de movilidad. En tanto, los legisladores que viven en el interior cobran $90.000 por desarraigo.

En el caso de un senador, su dieta asciende a los $396.000 de bolsillo, según se informa en la página oficial del Senado. A esto se le suman $90.000 en concepto de representación y de desarraigo.

“Muchos empleados con categoría 3, 2 y 1 ganan más que un legislador. Un chofer categoría 1 gana 20% más que un senador”, se quejaron desde la oposición. Mientras que un legislador del oficialismo afirmó que “si un juez tiene el sueldo actualizado y un ministro también, porque los diputados y senadores tenemos que tener los sueldos atrasados“.

Con el incremento del 30% pasarían a percibir unos $455.000, más los adicionales. No obstante, aún falta que se conozca la resolución con las firmas de Cristina Kirchner y Cecilia Moreau que confirmen ese porcentaje.

Este acuerdo fue firmado por los jefes de bancada del oficialismo y de Juntos por el Cambio, mientras que el Frente de Izquierda, los liberales, y el interbloque Federal se opusieron al aumento.

Por Medios

Temas relacionados