Docente de Malargüe en huelga de hambre

Es propietario de la institución «Diamantina» que creó, pero no llegó con las modificaciones exigidas por la DGE y se la cerraron.

Juan Mussa, propietario de la escuela Diamantina, de Malargüe en la víspera empezó una huelga de hambre, en la capital de la provincia. Es por una noble causa y espera que lo reciba la comisión de Educación de la casa de las Leyes, por que le cerraron el colegio.

El tema viene desde noviembre y se le han hecho llegar al señor Mussa notas por distintos temas, como pedagógico e infraestructura y no cumplimentados estos requisitos la Dirección General de Escuelas procedió a cerrar la escuela.

El docente Juan Mussa, ya tenía la habilitación municipal, que había sido aceptada por la DGE, entre otras habilitaciones, y a partir de noviembre comenzaron a realizar “acciones para ver cómo podían cerrarle la escuela”.

Según Mussa desde la Dirección de Escuelsa le sugirieron cambios: “Lo único que reconozco es que no levantamos un techo del garaje, que no lo levantamos, entonces como no tenía tiempo para desarmarlo lo anulamos, y trabajamos con un aula grande y tres chiquitas, y dos cursos: uno de 4 y otro de 5 años, para no cerrar la escuela.”

Mussa indica que «el problema está entre la Dirección General de Escuelas y la municipalidad, se tiran la pelota entre ellos y no dan una solución”.

Enseñanza distinta

El 25 de septiembre, la DGE reconoció a la Escuela Diamantina como parte del sistema educativo oficial. Su creador es Juan Antonio Mussa. En 2016 se abrió solo el nivel inicial, es decir las salas para 4 y 5 años. El establecimiento funcionaba en la calle Llancanelo 830, de Malargüe.

Los contenidos que se enseñaban son iguales a los de todas las otras escuelas, solo que se utilizan estrategias y técnicas de enseñanza especiales, basadas en tres pilares fundamentales: el manejo de las emociones, el desarrollo de la creatividad y los lenguajes artísticos, y un enfoque transdisciplinar en el que se conjugan múltiples niveles de percepción, pensamiento complejo y niveles de caos, donde las condiciones de inicio definen las finales.

Si bien era una escuela privada de acceso gratuito, en la que no se pagaban cuotas mensuales, aunque se solicitaba a los padres un aporte mensual voluntario para gastos de funcionamiento.

El objetivo del docente y escritor Juan Mussa es llevar adelante una escuela no elitista, sino que a través de la educación emocional y el trabajo con la creatividad buscaban mejorar no solo el aprendizaje, sino el comportamiento de los niños.

Temas relacionados