Don Ezequiel Tabanera y Las Malvinas

Don Ezequiel Tabanera, estudió Abogacía en Córdoba y llegó a ser Juez en Mendoza. Desempeñó muchas actividades públicas yen dos oportunidades fue Gobernador Interino.
Se casó en primeras nupcias con doña Modesta Videla, matrimonio del que nacieron ocho hijos, de los cuales nos interesa Ezequiel (hijo) quien nació en Mendoza, el 31de enero de 1862. Realizó estudios en el Colegio Nacional y en la Escuela Nacional de Agronomía.
Contrajo matrimonio en primeras nupcias con doña Clorinda Sabrina y tuvieron dos hijos. Su primera esposa falleció al poco tiempo, dejándolo solo con los dos
niños.
En Mendoza fundó los periódicos “La Opinión Pública”, “El Debate” y “La Libertad”. Se dedicó a la política, pero no le fue bien, eracontrario a don Emilio Civit y en esos momentos las luchas políticas eranmuy bravas.
En 1894 se trasladó a San Rafael y compró 200 ha de tierras incultas en Las Malvinas, con derecho de agua, con el tiempo las puso en producción.
La historia de Ezequiel Tabanera (hijo) está íntimamente ligada a la colonización del distrito de Las Malvinas, según el siguiente relato :
En 1901 los Sres. Mario y Pio Perrone, quienes trabajaban como compradores y vendedores de tierras, adquirieron 40.000 ha de tierras incultas con el fin de
dotarlas de riego, derivando un canal del río Atuel. Tenían un plazo para cumplirlo, que era de tres años, a partir de la promulgación de la ley N° 231, de
enero de 1902. Si en ese plazo no se construía el canal, caducaba la concesión.
Encargaron a un ingeniero el estudio de la canalización, el que les cobraba muchísimo, por lo que dejaron correr el tiempo. Cuando sólo quedaban 4 meses, se presentó un empresario de canales y les hizo el canal, por un costo sumamente bajo, en realidad era sólo una acequia, no un canal, pero el agua llegó a la
zona.
El canal se construyó, pero no se realizó la colonización, pasaron 3 años más, o sea que se llegó a 1908, los Sres. Perrone ya no tenían interés y apareció el Sr. Joseph
Soto, de origen francés, quien les arrendó las tierras. Obtuvo créditos con el fin de lograr el ensanche del canal para las 10.000 ha de tierras que entraban en la concesión, antes que venciera el plazo. Se quedó sin dinero y en ese momento apareció en escena el Sr. Ezequiel Tabanera (hijo).
Era un hombre joven, inteligente y culto, conocido en el ámbito político, donde había actuado en el campo contrario al de Emilio Civit. El triunfo de sus
competidores, lo alejó de Mendoza y se dedicó a tratar de salvar las tierras de Las Malvinas. Quería demostrar a sus conciudadanos, que le había ido mal en la política, pero tenía el temple necesario para afrontar empresas difíciles.
Decidió iniciar el trabajo, limitándose a sólo 5.000 ha y al ensanche del canal. El fin del plazo era en enero de 1910, si no estaban los terrenos cultivados, se perdía la
concesión.
En un informe de un ingeniero , que participó de la obra, podemos leer: “Hasta hace 6 meses, las personas dedicadas a preparar la tierra, desmontar, arar y sembrar, tenían que buscar el agua para beber a la distancia de 4 leguas. Trabajar en estas condiciones es un verdadero heroísmo y tal vez no haya otro ejemplo de febril
actividad en los anales de la colonización”.
Dividió el terreno en 78 lotes separados por calles de 20 metros, lo que en total sumaba casi 5000ha. Tabanera y los adquirentes de tierras, realizaron prodigios y cuando se realizó la inspección en junio, ya estaban los terrenos cultivados, alambrados y cercados y el agua corría por las acequias. Las plantaciones fueron de maíz, alfalfa y viñedos. Ideó un sistema de compuertas combinadas para riego, que permitieron el reparto equitativo de agua.
Si Uds. contemplan el mapa de Malvinas, van a observar los 78 lotes que están a ambos lados de una calle principal y que fueron adjudicados por número.
Luego de la inspección el Poder Ejecutivo decretó: Art.1°. Declárase cumplida en todas sus partes la ley número 231 y reconócese el derecho deaprovechamiento de agua para toda la zona de terreno. Firmado: Ortega (hijo): Gobernador.
Don Ezequiel Tabanera produjo uno de los hechos colonizadores más importantes del sur mendocino, a principios del siglo XX, al incorporar en poco
tiempo 5.000 ha. bajo riego en la zona de Las Malvinas.
En Malvinas conoció a Juana Tourrent, hija de uno de los principales pioneros de Malvinas, con quien contrajo enlace y tuvieron tres hijos. Allí levantó una señorial casa, la cual se conserva, es una casa muy tradicional conocida como la casa de los Tabanera y cerca una pequeña bodega en la que elaboró vinos tintos y blancos, prácticamente para el consumo familiar. El enólogo era un señor Pedro Mercado, de origen mendocino. De esta pequeña construcción no quedan vestigios.
Don Ezequiel Tabanera falleció en Buenos Aires el 20 de abril de 1933.
Por Profesora María Elena Izuel

Comentar

comentarios

Temas relacionados