Don Tulio Silvio Angriman

De las casas que representaban a las Bodegas, una de las más importantes fue Atencio Hnos., que había abierto sucursal en San Rafael. Pasado un tiempo falleció el Sr. Atencio entonces don Tulio Angriman, que trabajaba con ellos, les compró la parte correspondiente y quedó a cargo de la agencia de San Rafael. Trataba muy bien a los clientes, con mucha cordialidad, por esto todos lo preferían. Se instalaron otras representaciones, pero la gran mayoría de los bodegueros siguieron trabajando con don Tulio, cuya firma se transformó en Angriman y Cia.S.R.L. En su momento fue la empresa más grande del país.

Hace poco tiempo la Cámara de Comercio Industria y Agricultura la distinguió, por ser la empresa más antigua de San Rafael que se asoció a la Cámara y continúa en funcionamiento, ya que siguen su hijo y sus nietos.

Los padres de don Tulio, el matrimonio formado por don Silvio Angriman y doña Olaya Jofré, ella argentina y él italiano, se instalaron en San Rafael, a principios del siglo XX. Tulio Silvio fue el tercero de los seis hijos que tuvieron; nació el 1 de abril de 1906, en el Departamento de Belgrano, hoy Godoy Cruz, ya que su madre se había trasladado, para el nacimiento del niño, porque ahí residían sus padres y quería estar más próxima a la Capital de la Provincia, por una mejor atención.

Cursó sus estudios en la escuela Normal de San Rafael y luego de egresado ingresó a trabajar con “Atencio B. Hnos.”, firma que administrativamente, representaba a las bodegas.

Al poco tiempo y debido a sus méritos, fue incorporado a la firma como socio-gerente. Posteriormente, como ya hemos visto, adquirió la totalidad de las partes de sus socios y transformó la firma en “Angriman y Cia. S.R.L.”.

Fue entonces cuando por su honestidad, laboriosidad, tesón y cordialidad del trato, logró representar a poco más de 300 bodegas de la zona, número, seguramente, el mayor en el ramo.

El 9 de octubre de 1934 contrajo matrimonio con Alda Celia Temporín, hija de italianos: don Juan Temporín y doña María Martina Josefa Cattáneo. Alda había nacido en San Rafael el 27 de junio de 1914.

De este matrimonio nacieron dos hijos: un varón: Ricardo Alberto, quien estudió abogacía, fue Juez y está casado con María Luisa Repullés, de este matrimonio nacieron cuatro hijos. Y una hija Martha Nora, quien contrajo matrimonio con Antonio Fernando Ahuad, y tuvieron tres hijos.

A don Tulio le gustó la política siendo aun muy joven, fue así que a los 18 años ya se había afiliado al Partido Demócrata, donde militó hasta su muerte. Fue Concejal Ad-honorem, en tres períodos consecutivos y nombrado Presidente del Concejo Deliberante, ocupó interinamente la Intendencia.

En 1958 fue electo Intendente, por su partido. Debido al golpe de estado que derrocó a Frondizi, no llegó a asumir. Fue elegido nuevamente en 1962 y tomó posesión del cargo de Intendente el 12 de octubre de 1963. En 1966 al ser derrocado el Presidente Illía, por la Revolución Libertadora, finalizó su mandato.

Su labor como Intendente fue muy beneficiosa, realizó muchas obras: numerosas calles interurbanas realizadas porconsorcios vecinales; ampliación y pavimentación de Av. Mitre y mejoras que transformaron Avenida Sarmiento-Alberdi; provisión de agua potable a zonas suburbanas y distritos; construcción de varias plazas; se inició el sistema de iluminación a gas de mercurio; por primera vez se llevó el asfalto a las calles de barrios postergados de la ciudad; el 3 de abril de 1965 inauguró la Sucursal local del Banco de Previsión Social; en diciembre de 1964 colocó la piedra fundamental del ACA y dos años después procedió a la inauguración de dicha sede; se llevó a cabo la inauguración del monumento al gaucho en el parque en 1964; también se inauguraron los puentes sobre el Canal Pavés.

Fue un entusiasta gestor de la apertura de la TV en San Rafael, prestando todo su apoyo al Sr. Andrés Espasandín, en la instalación de Canal 6 TV Río Diamante.

Durante su Intendencia nos visitó por primera vez un Presidente de la Nación, el Dr. Arturo Illía, quien vino acompañado del Vicepresidente, Ministros y Legisladores, a inaugurar el complejo de Valle Grande, el 2 de octubre de 1965. Participó también activamente en las gestiones para la concreción de la ruta Bowen –Lincoln.

Ejerció el mandato con indiscutido y sobresaliente ejemplo, en el manejo de los bienes del pueblo y responsabilidad en la obra pública. Se constituyó en excelso defensor de la autonomía municipal, tomando medidas decisivas a favor de ese derecho, cuando organismos del estado nacional o provincial demoraban la realización de obras que estimaba fundamentales para el Departamento. Don Tulio sentía un profundo amor por San Rafael y siempre luchó por su engrandecimiento.

Siempre dispuesto a colaborar con la comunidad, integró la comisión Cooperadora de la Escuela Normal Mixta; fue miembro de las Comisiones Asesoras de los obispos diocesanos: Monseñores Raúl Francisco Primatesta y Jorge Carlos Carreras; presidió también la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos.

Fue miembro del directorio de Giol, Director de la Bolsa de Comercio de Mendoza,entusiasta propulsor del Camino El Pehuenche, animó relaciones con comunas chilenas, comenzando un interesante intercambio cultural. Presidió la Comisión Pro-Catedral, que llevó a cabo la construcción de la cúpula.

Fue vocal, secretario y finalmente Presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael en el período 1957-1958; también de la sociedad Nihuil S.A. ( en su momento hotel San Rafael, hoy Hotel Tower) y de la Cooperativa La Vendimia de la cual fue el fundador, junto con otros viñateros como Rafael Gaviola, (quien también fue Presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael en el período 1952-53-54.) los Hnos. Caro, García, Espínola y otros, posteriormente la convirtieron en Sociedad Anónima. Poseían dos plantas de fraccionamiento, una en Entre Ríos y la otra en Santa Fe. También fue miembro de la Federación Vitivinícola Argentina.

Era un hombre sencillo, amable, todo un caballero. Siempre llevó a la práctica la máxima cristiana de caridad con el prójimo.

Falleció en San Rafael, a los 65 años, el 26 de agosto de 1971, tras sufrir una cruel enfermedad. Sus restos descansan en el cementerio local, en la zona reservada a los personajes notables de San Rafael, junto al Dr. Schestakow y otras personalidades.

En su homenaje se colocó su nombre a la calle central del Parque Mariano Moreno, en la isla del Diamante, donde se ha construido un monolito recordatorio.

Prof. María Elena Izuel

 

*En la imagen de gentileza de Valentín Miri, captada por su padre Eliseo Miri en la inauguración del Dique Valle Grande en la visita del Presidente Arturo Illia a San Rafael.

 

Comentar

comentarios

Temas relacionados