«Doña Negra»: sueño de dos cocineros mendocinos que es realidad en España

Restaurante Doña Negra nace de una bella historia de amor que comienza en Malargüe (Mendoza, Argentina), tierra natal de los protagonistas de esta nota.

Los cocineros Eliana Leguizamón y César Ferrada, pareja que con más de 25 años de formación y después de trabajar en prestigiosos restaurantes tanto en Argentina como en España, cumplen el sueño de abrir su propio restaurante en una tierra en la que se sienten como en casa: la monumental e histórica ciudad de Toro (España).

Doña Negra, nombre que honra la memoria de la madre de César, quién en Malargüe era
distinguida por su bondad y sus memorables empanadas criollas que cocinaba en el horno de leña.

El restaurante está situado en Toro, provincia de Zamora, a los píes del río Duero, con encantadores paseos de piedra y casas de ladrillos deshilachados por el tiempo. Horizontes interminables de viñedos, con la legendaria uva Tinta de Toro. Y una postal muy especial que por azar se repite en Malargüe y Toro, una majestuosa “Torre del reloj”.

Con mucho esfuerzo en el año 2017 abrieron “Doña Negra” un deslumbrante y rústico
restaurante en el que proyectan todo su saber, ejecutando una cocina clásica Española
actualizada y enraizada en los sabores del paisaje de proximidad.

Las carnes tienen una gran importancia, César por su condición de Argentino domina el fuego como nadie, notoriedad que ha hecho que las bodegas de la región lo contraten de maestro de ceremonia para sus celebraciones, como la mendocina Terrazas de los Andes con su bodega en Toro Numanthia.

César y Eliana, son un ejemplo de entusiasmo y con un espíritu de superación admirable,
atmósfera que hace que todos los sueños se cumplan.

Y como este cuento de amor aún no ha terminado continúan su camino acompañados de sus dos hijos Unai y Kiara.

Dirección: Calle Odreros, 10, 49800 Toro, Zamora, España.

Por Dani Marín desde Orence, Galicia (España).

Fuente publicación original: elmalbec.com

Comentar

comentarios

Temas relacionados