Dura crítica por el corte de energía en San Rafael

La Fundación Cívica de San Rafael evidenció en un documento, la falta de inversiones de Edemsa , otra línea de abastecimiento y la mala calidad del servicio en el departamento.

Textualmente señala el documento, «Alrededor de las 9:00 hs y hasta pasadas las 21:00 hs del día jueves 20, la ciudad de San Rafael se vio afectada por un corte de energía eléctrica ya que salió de servicio la única central que provee de electricidad al departamento.

Los comercios cerraron sus puertas, las escuelas suspendieron las clases, los semáforos dejaron de funcionar, se pudieron observar largas colas en algunas estaciones de servicio y pasadas las 13:00 hs. la ciudad se fue desolando.

Desde la propia EDEMSA se informo que “ La falla se habría producido a raíz del incendio de cables subterráneos de potencia en la Estación Transformadora de Av. Libertador”.

Si hacemos memoria la ciudad de San Rafael ya había sufrido en años anteriores problemas con el suministro eléctrico, vale recordar la navidad del año 2012, donde un gran sector de la ciudad estuvo dos días sin energía eléctrica por un desperfecto en la subestación de la Escuela Normal, en pleno centro departamental, pero como tituló un diario local “La ciudad sufrió su peor apagón en cuarenta años” ya que alrededor de 45.000 usuarios del servicio se vieron afectados por el corte.

Más allá del malestar que produce en toda la comunidad este tipo de fallas, el evento vivido el día Jueves no hace más que poner de manifiesto una situación que desde hace años se vive en la provincia, en el país y que ahora toca directamente al corazón de Mendoza y que es la mala calidad del servicio eléctrico que reciben los argentinos ya que en estos últimos diez años se produjo un deterioro significativo de la calidad del suministro.

El apagón ha evidenciado que la ciudad de San Rafael ha carecido de inversiones para mantener las redes en buen estado de funcionamiento y para poder absorber una mayor demanda. Hoy el departamento debería contar con una línea alternativa de alimentación para evitar este tipo de inconvenientes. Se ha mencionado en varias oportunidades que se va construir una línea alternativa desde la central Nihuil IV, proyecto que hace tiempo se anuncia pero nunca se lleva a cabo No esta demás mencionar que la ciudad cuenta con un arbolado frondoso, no muy bien podado y con un cableado aéreo el cual no debería existir más, cada tormenta es un desastre porque se caen las ramas de los árboles sobre el cableado produciendo así cortes del suministro en distintos sectores de la ciudad. El tendido debe ser subterráneo, pero esto debe en algún momento proyectarse y concretarse en el tiempo.

Más allá de que hay una empresa privada encargada de la prestación del servicio, corresponde también a las autoridades municipales llevar adelante gestiones tendientes a lograr las inversiones necesarias para que estos problema no ocurran. Después de lo ocurrido, las mismas deberán estar a la altura de las circunstancias y llevar a cabo los reclamos correspondientes.

Tengamos en cuenta que la falta de previsión e inversión pueden causar que ante una ola de calor, en este verano que se apronta a comenzar, el apagón sea mayor y las consecuencias del mismo lamentables.

Desde la Fundación Cívica hacemos llegar nuestro punto de vista al problema e instamos a los actores administrativos poner manos a la obra a fin de evitar más inconvenientes».

Temas relacionados