Ecclestone logró un acuerdo y quedó libre en Alemania

El jefe pagó 75 millones de euros para saldar un juicio.

Cuando estaba en pleno desarrollo el juicio que se celebraba en la ciudad de Munich., Bernie Ecclestone logró llegar a un acuerdo extrajudicial con el tribunal que lo estaba juzgando y de esa manera quedó en libertad, tras pagar la cantidad de 75 millones de euros por su absolución, con lo que se producirá el cierre del caso Gribkowsky, por el que fue acusado de soborno y corrupción.

Con el pago de este acuerdo, Ecclestone quedó en libertad para siempre poder volver ocuparse a tiempo completo de sus funciones en la Fórmula Uno. De haber sido condenado por el tribunal alemán, Ecclestone podría haber llegado a perder su reinado en la Fórmula Uno, pero el acuerdo lo ha dejado libre de cargos con respecto a este juicio para siempre. Un diario alemán, el Die Welt, designó a este acuerdo como una “absolución de segunda clase”, pero según se dice, la cantidad que pagará Ecclestone, será suficiente para satisfacer a quienes pudieron haberse visto perjudicados por la maniobra.

Pero este acuerdo extrajudicial ha dejado sus huellas, porque la posibilidad de financiar un acuerdo para cerrar un caso como éste es algo único en la Justicia alemana y ha sentado un precedente que muchos critican y con el que no están de acuerdo. De todas maneras, el acuerdo logrado le ha permitido a Ecclestone evitar ir a prisión, pero todavía no se le ha declarado ni culpable ni inocente, aunque se descuenta que tras la firma final todo quede solucionado y sin problemas para el británico. Los propios integrantes del tribunal declararon que no se llegó a ninguna conclusión sobre si Ecclestone era inocente o culpable, pero dejando en claro que podía abandonar el tribunal como un hombre libre.

Desarrollo

El desarrollo de este trámite judicial implicaba que durante dos días a la semana Ecclestone tuviera que estar en Múnich, lo que le molestaba mucho, porque le impedía trabajar a tiempo completo, tal como es su costumbre. Al salir del tribunal, el británico, que actualmente tiene 84 años de edad, le expresaba a la prensa alemana. “Tengo que seguir adelante con mi trabajo. He estado perdiendo dos días a la semana y ahora puedo volver a hacer lo que tengo que hacer”. Ecclestone también dejó en claro que se sentía totalmente inocente y que se sentía “un poco idiota” por haber tenido que pagar por su libertad, dejando en claro que si hubiera esperado hasta el final del juicio, que sería en octubre, se podría haber ahorrado mucho dinero, pero hubiera perdido mucho tiempo.

Por supuesto que sus abogados estuvieron de acuerdo en esto y declararon que el acuerdo económico era innecesario, pero Ecclestone no quería perder más tiempo y por eso fue que decidió pagar por su libertad. Uno de los aspectos positivos de este acuerdo firmado entre Bernie Ecclestone y la Justicia alemana es que de los 75 millones de euros que accedió a pagar el británico, un millón será destinado a una fundación de caridad para niños. Pero además, una agencia de noticias alemana informó que aparte del pago a la Justicia, Ecclestone tendría que desembolsar otros 25 millones de euros más los cuales están destinados al banco estatal de Múnich.

La semblanza de Bernie

El octogenario británico Bernie Ecclestone vivió su enésimo resurgimiento este martes tras su juicio por corrupción en un tribunal de Múnich, que terminó con la promesa de pagar 100 millones de dólares (75 millones de euros) a cambio de archivar el caso. Será la compensación más alta jamás recibida por la Justicia alemana para obtener un sobreseimiento. El gerente de Fórmula One Management (FOM), que cumplirá 84 años en octubre, no es un empresario como los demás. “Mr. E” es a la vez un personaje de novela, de película y de dibujos animados, un millonario fuera de lo común que se hizo a sí mismo.

Su fortuna, imposible de calcular, ronda los 4.000 millones de dólares, según la revista estadounidense Forbes.Y eso pese a su divorcio en 2009 de la croata Slavica Radic, con quien compartió su vida durante 25 años y que se quedó con 1.000 millones de dólares y el circuito francés Paul Ricard. Después, Bernie sedujo a Fabiana Flosi, una brasileña que podría ser su hija, y se casó con ella en 2012. Mientras tanto ha seguido gestionando la Fórmula 1 y negociando contratos con nuevos patrocinadores (Emirates, Rolex, etc) como cuando era un joven pero oscuro vendedor de coches de ocasión en los años 1960.

Nadie, salvo la muerte, podrá impedir a ‘Bernie’ continuar trabajando, su auténtica droga. Aunque ha ganado dinero a raudales nunca se ha comprado un yate o un avión privado y su fortuna ha beneficiado a sus tres esposas y a sus tres hijos, sobre todo a Tamara, la más derrochadora.

Fórmula 1

Ecclestone siempre llega al paddock en la parte trasera de un gran coche de marca alemana con los cristales tintados. Después se pasa las jornadas en una caravana gris con ojos de buey donde recibe discretamente a todo los VIP de la Fórmula 1. De vez en sale cuando para soltar algunas informaciones inverificables y anuncios fantásticos a los periodistas. “Ha construido la Fórmula 1 durante tres décadas. Es el único que lo conoce todo, el negocio, los problemas de los equipos, lo tiene todo en mente. Él marca la línea entre los equipos y los inversores”, asegura Niki Lauda, triple campeón del mundo de Fórmula 1 y dirigente de Mercedes.

Temas relacionados