El avión Malaysia Airlines fue desconectado, desviado y voló siete horas más

La información fue brindada por autoridades del Gobierno de Malasia. Ante las preguntas periodísticas no se quiso hablar de la posibilidad de un secuestro de la aeronave.

El avión de Malaysia Airlines desaparecido el pasado sábado con 239 personas a bordo fue desconectado probablemente de forma intencionada de los sistemas de comunicación, desviado y voló siete horas hacia el noroeste tras perder el contacto, dijo hoy el primer ministro malasio, Majib Razak.

Alguien a bordo del Boeing 777-200, que cubría el vuelo MH370 entre Kuala Lumpur y Pekín y que lleva una semana desaparecido, desconectó «con alta probabilidad de forma intencionada» los sistemas de comunicación, dijo el jefe de gobierno malasio en una rueda de prensa ofrecida en al capital del país. Sin embargo, no especificó quién habría podido hacerlo.

Pese a las informaciones, el primer ministro no quiso confirmar un posible secuestro del avión. «Pese a las informes de medios de que el avión fue secuestrado, me gustaría dejar muy claro que seguimos investigando todas las posibilidades sobre la causa de que el vuelo MH370 desviara su ruta original».

Poco antes, la televisión china informó hoy, citando fuentes sin especificar en Kuala Lumpur, que los investigadores están convendidos en que el avión fue secuestrado.

El sistema ACARS- Aircraft Adressing and Reporting System, un sistema de enlace digital por radio entre el avión y las estaciones terrestres- fue desactivado tras el despegue de Kuala Lumpur y poco antes de llegar ante la costa este de Malasia, dijo Razak. El segundo aparato, el transponder o transpondedor-que envía información automática sobre el número de vuelo, posición, velocidad o altura, utilizado por los controladores – fue desconectado poco después, lo que indica una «acción intencionada de alguien a bordo del avión».

Después, el aparato «dio la vuelta» e inició una ruta con destino desconocido en dirección noroccidental, volando siete horas más. Las informaciones satelitales muestran que la última comunicación del vuelo MH370 fue a las 8:11 (hora local) del 8 de marzo.

El avión había despegado a las 00:41 horas y despareció del radar en torno a la 01:30, lo que supone que voló casi siete desde ese momento. Najib dijo que el equipo de investigación está calculando qué distancia podría haber volado durante ese lapso.

El Ejército malasio siguió señales de un avión en su ruta hacia el oeste, que según se cree con alta probabilidad podría tratarse del Boeing desaparecido. Sin embargo, no pudo determinarse exactamente su última posición.

Las autoridades identificaron una posible «ruta hacia el norte que se extiende aproximadamente entre la frontera de Kazajstán y Turkmenistán al norte de Tailandia y otra al sur desde Indonesia al sur del océano Índico», señaló.

Esos datos hicieron que las autoridades pusieran fin a la búsqueda en el Mar del Sur de China y se concentraran en las posibles rutas en el océano Índico. «Estamos terminando nuestras operaciones en el Mar del Sur de China y revaluando y reubicando nuestros activos», señaló el primer ministro. «Estamos trabajando con países pertinentes para solicitarles toda la información relevante a la búsqueda, incluyendo datos de radar».

Actualmente 14 países participan en la búsqueda, con unos 58 aviones y 43 barcos, añadió Razak en su comparecencia, en la que no respondió preguntas, y que fue retransmitida en directo en un hotel de Pekín donde fue seguida por los familiares de los pasajeros. Algunos reaccionaron conmocionados y otros esperanzados.

La búsqueda del avión ha alcanzado «una nueva fase», dijo el primer ministro. «Esperamos que estas nuevas informaciones nos acerquen un poco más al hallazgo del avión».

El primer ministro defendió la política informativa y las investigaciones de las autoridades malasias contra las crecientes críticas por las informaciones contradictorias. «Tenemos la responsabilidad con las investigaciones y las familias de ofrecer sólo informaciones que puedan ser confirmadas».

Mientras desde China se anunció el envió de especialistas técnicos a Malasia para ayudar en la investigación. «China presta gran atención a los últimos datos sobre el vuelo MH370 de Malaysia Airlines que acaba de revelar el gobierno malasio», dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores Qin Gang en un comunicado de prensa colgado en la web del Ministerio.

China ajustará su despliegue de fuerzas de búsqueda y rescate de forma oportuna, añadió Qin, que llamó a todos los países posiblemente involucrados a ayudar. «El tiempo es vida». Tres barcos chinos acudirán hoy al estrecho de Malaca, informaron medios estatales.

Qin señaló que China permanece en contacto con países y organizaciones internacionales para realizar su «propia investigación y evaluación», le citó la agencia de noticias Xinhua.

Temas relacionados