El Azufre: La Fiscalía de Estado apura al Gobierno con información

Luego de varias idas y vueltas, desde julio el centro de esquí boutique “El Azufre”, ubicado en Malargüe, tiene pensado abrir sus puertas oficialmente al público al que está destinado el proyecto turístico. Sin embargo, en el medio todavía hay cuestionamientos respecto del uso de esas tierras y la Fiscalía de Estado apuró al Gobierno provincial y municipal a responder dos pedidos de informe.

El 26 de mayo el organismo que conduce Fernando Simón solicitó información al municipio que conduce Juan Manuel Ojeda y a la Secretaría de Ambiente. En concreto, se busca conocer si El Azufre ha iniciado o finalizado un procedimiento de evaluación de impacto ambiental bajo la jurisdicción de la autoridad de Ambiente de la provincia.

También se pidió saber si la construcción de obras que corresponden al proyecto del centro de esquí fueron autorizadas administrativamente o ejecutadas antes de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), que exige la ley 5.961. Entre otros cuestionamientos, la Fiscalía de Estado pretende tener detalles sobre la realización de actividades deportivas en el área autorizada por los organismos correspondientes y si se realizó bajo los presupuestos mínimos que se establecen para la preservación de glaciares (26.639).

Ante estos pedidos, el Ejecutivo tiene diez días para responder lo que solicitó Simón. Desde el Gobierno provincial señalaron que no realizarán declaraciones hasta tanto no presenten la documentación.

 

Antecedentes

 

En diciembre del año pasado, la “Alaska de Sudamérica”, apodo que viene recibiendo la estación de esquí, se vio inmersa en una polémica cuando el gobernador Rodolfo Suarez cedió a los propietarios 12 mil hectáreas para llevar adelante el proyecto. La decisión quedó plasmada en el decreto 2.138 y se generó un fuerte enfrentamiento con la oposición.

En febrero de este año, la Agencia Nacional de Bienes del Estado (AABE) rechazó esa asignación de hectáreas a favor de la firma, asegurando que se trata de “tierras que son propiedad del Estado Nacional” que pertenecen al Campo Potreros de Cordillera Norte.

Ver también: Un organismo nacional se mete en la pelea por El Azufre

A través del escrito, el presidente del organismo, Martín Consentino, señaló que el mandatario no cumplió con algunas cuestiones que se había acordado con Nación, que tenía el control de estas tierras de frontera.

De todas maneras, los propietarios lograron obtener una habilitación municipal precaria para operar mientras los trámites siguen su curso.

Sobre el estudio de impacto ambiental, el CEO de El Azufre, Guillermo Rivaben, señaló que contrataron a la Fundación de la Universidad Nacional de Cuyo para que elabore el informe junto a otros profesionales que la firma contrató.

“Es un proceso que lleva unos meses. Pensamos tener finalizado el estudio para diciembre porque para muchas evaluaciones, necesitamos que se retire la nieve. Y en función de eso avanzar con las próximas fases del proyecto”, indicó el empresario.

Por otra parte, el empresario explicó que desde julio se pondrá en funcionamiento un lodge con 5 habitaciones dobles para los turistas que realicen ese deporte. También aclaró que la habilitación municipal precaria es para la infraestructura que está instalada. Luego seguirán los trámites para la construcción del proyecto de mediano y largo plazo.

En cuanto a la decisión de la AABE, indicó que los cuestionamientos que realizaron fueron sobre la fase siguiente del proyecto, por lo que el tema está en manos de los equipos legales de El Azufre.

Fuente El Sol

 

 

Temas relacionados