El Bugatti del Lago Maggiore

En la década de los setenta del siglo XX un submarinista se topó en el fondo del Lago Maggiore, Suiza, con la carrocería de un Bugatti Brescia Type 22 Roadster de 1925. Parece que el deportivo llegó desde Francia durante una competición y allí su dueño, un tal Georges Nielly, lo vendió ilegalmente a un arquitecto suizo que después de usarlo unos años lo dejó en uno de sus almacenes junto al lago tras mudarse a Zúrich.

Al reclamar las autoridades el pago de los aranceles de importación, los empleados del arquitecto decidieron sumergir el coche en el lago para hacerlo desaparecer. Tras ser una atracción para los submarinistas al final se decidió sacar del agua en 2009, tal y como atestiguan estas imágenes.

La versión extraoficial es que el coche perteneció al famoso piloto francés René Dreyfus, que lo perdió jugando al póker frente al suizo Adalbert Bodé, quien al cruzar la frontera tuvo que entregarlo por no poder pagar los impuestos que le reclamaban. Se piensa que fueron las propias autoridades las que hundieron el coche en el lago para deshacerse de él.

Hoy puede verse en el Mullin Automotive Museum de California.

Por Medios

Comentar

comentarios

Temas relacionados