El cantante Jorge Marziali falleció frente a la tumba del Che

El cantautor mendocino falleció de un infarto este domingo mientras visitaba la tumba de Ernesto «Che» Guevara en el mausoleo que guarda los restos del héroe en la ciudad de Santa Clara, Cuba.

El cantautor argentino Jorge Marziali, de 70 años, falleció de un infarto este domingo mientras visitaba la tumba de Ernesto «Che» Guevara en el mausoleo que guarda los restos del héroe revolucionario en la ciudad de Santa Clara, Cuba, cuando estaba en compañía de su pareja Marita Londra, cantora entrerriana, y el actor cordobés José Luis Serrano (Doña Jovita).

Marziali había consultado con médicos locales por algunos malestares unos días antes, pero nada hacía prever su deceso en ocasión de su visita a la Isla, donde participaba junto a otros argentinos, entre los que se cuentan Silvia Zerbini y Pocho González, en el Festival del Caribe, que se está celebrando en esa ciudad y en Santiago de Cuba.

Ex periodista y artista emblemático de la música popular argentina, el artista se había afincado en la localidad cordobesa de Traslasierra junto a su compañera Marita Londra y fue el creador de temas como «Cebollita y huevo», «Los obreros de Morón», «Ese Manuel que yo canto», «Coplas para la libertad», «Elijo criollos» y otros temas que forman parte del cancionero argentino.

Dice Amaqui Maziali en su cuenta de Facebook:

Esta es la última foto que nos mandaron desde Cuba. Es del dia de ayer, en una plaza de Santa Clara cantando «El niño de la estrella» en homenaje al Che Guevara….Nos cuentan que termino de cantar, se fue a su pieza y partió….

Hoy hablando y abrazándonos con la familia y amigos nos decíamos que murió en su propia ley, tal cual había vivido y profesado…así, sin mas…
Yo solo recuerdo las tantas veces que hablo sobre «que la muerte lo pille cantando» y que los velorios debían de ser una celebración….

Pues aqui honrando, rezando y agradeciendo profundamente la vida, el amor, el coraje, la música y poesía que sembraste en nosotros…Yo fui al río a despedirte y cantarte las coplas que me enseñaste:

«…..eternidad te presiento
como un gran viento que sopla
deja de soplar el viento
y hay solo un hombre y su copla…
…coplas que sabe la gente
cantadas de boca en boca….»

Abrazo de amor interminable a mis hermanos Emilio, Marian, Simón, a mi mama Bea, a su compañera Marita, a toda la familia, músicos y amigos entrañables que nos están haciendo llegar su cariño y apoyo

Temas relacionados