El Censo del Comandante Rodríguez

La historia de nuestrro departamento tiene secretos que semana a semana va dilucidando nuestra amiga y colaboradora de nuestro medio , la Profesora e Historiadora Maria Elena Izuel.

Historia de mi terruño Art. 42

EL CENSO DEL CMTE. RODRÍGUEZ

Este Censo, el más completo hasta ese momento de la región, está fechado en San Rafael, el 1º de octubre de 1847 y dice: “Después de doce años de permanente vigilancia en esta frontera a que fui destinado en 1835, para alejar el peligro de las repetidas invasiones que sufría la Provincia por los bárbaros del Sur…”,  sigue luego relatando todas las expediciones militares realizadas.

Cuando él fue destinado a San Rafael, recién se estaba terminando la construcción del 2° Fuerte de San Rafael, ya que el anterior, el construido por Teles Menezes, el tiempo se había encargado de destruirlo. En la parte destinada a la Fortaleza de San Rafael dice: “Esta fortaleza tiene de largo cuarenta varas y de ancho otras cuarenta, todo tapiado de adobón de ancho de cuatro varas y alto de seis varas poco más con sus correspondientes troneras para Artillería e Infantería y sus parapetos de defensa. En los cuatro vientos de dicha fortaleza se hayan edificados los Cuarteles, Almacenes y otros edificios concernientes a dicha fortaleza. También hay edificados cuatro cubos que sirven de baluartes y una espaciosa plaza con un pozo de balde en el centro”.

Con respecto a la Villa de San Rafael relata: “Hay edificados en dicha villa ciento veinte y ocho casas, con sus correspondientes sitios todos tapiados de dos y tres andanas de tapias de adobón”; y continúa declarando: “Treinta potreros grandes, Tres arboledas de varios árboles frutales, Una viña de regular grandor, Una Iglesia de largo veinte varas y de ancho seis varas y alto seis varas, con dos ornamentos nuevos y otro bien usado, todo costeado por  Rodríguez, En ella está colocada la Santísima Virgen del Carmen con todos los útiles necesarios para su culto y veneración misa, plática y sacramento, otro edificio para habitación cómoda para el Capellán…”, y así continúa, detallando todo lo que existía en ese momento, incluidas dos escuelas de primeras letras, las profesiones, casamientos, potreros, fincas, y estancias, donde se detalla el número de ellas y en forma minuciosa la población presente: “Don Miguel González, su esposa, dos hijos varones, cuatro mujeres y tres domésticas”, y así continuó con todas las familias,   sumando la Villa del Milagro,   da un total de población de 1320 personas, según los documentos, pero según las cuentas suman 1400.

Estos fueron los resultados del censo:

En San Rafael:

Población civil:             694 personas

Población militar:          180 personas

Indios de tropa:                86 personas

Indios cristianados:          46 personas

                        Indias chicas y grandes: 178 personas

 

Total:                             l.184 personas

 

En la Villa del Milagro:

Población civil:             120 personas

Indios:                             96 personas

Total:                             216 personas

 

Total general del sur:                         1.400 personas.

Estas cifras dan una población civil muy numerosa, o sea que los hacendados habían regresado a sus campos debido a la paz lograda. Se observa también que había muchos indios cristianos y de tropa, lo que significa que muchos aborígenes vivían en paz en la frontera.

VILLA DEL MILAGRO

 

Don  Pedro Pascual Segura, sucesor de Aldao en la  gobernación de Mendoza,  visitó el Sur y demostró mucho interés en él, puso en posesión  al Cmte. Rodríguez de los campos del Chacay; a tribus aliadas, de campos para pastoreo y a personas que quisieran dedicarse a la agricultura y ganadería, considerables extensiones de tierra y con su influencia logró que se convirtiera en ley las donaciones hechas por sus antecesores.

Al Cmte Rodríguez le habían obsequiado , luego de la campaña al desierto de 1833, tierras en Malargüe, en el Chacay, que estaban totalmente despobladas; Rodríguez en esos campos, entre el arroyo Chacay  y el río Malargüe, en la Cañada Colorada, fundó una villa, que no es el origen de la Villa de Malargüe, pero sí un antecedente; así lo declaró: «EI inmenso espacio del Atuel al sur era desconocido a nuestros soldados para guerrear con ventajas, ahora es el prado que con gran confianza recorren las partidas y paisanos sueltos hasta la Villa del Milagro que dista de San Rafael al sur 60 leguas. Este título que he dado a una población improvisada por mis débiles esfuerzos, explica claramente que sin bastantes recursos he podido por milagro sostenerla aún empleando mis cortos haberes”.

Esta Villa del Milagro, que por milagro pudo fundar con sus escasos recursos y hombres, fue la base de un plan de defensas, desde este puesto consiguió extender las fronteras y el apoyo de indios amigos. En el Censo de 1847 figuran 216 personas viviendo en la Villa del Milagro.

Mientras fue Comandante hubo gran desarrollo en nuestro San Rafael, la agricultura alcanzó un adelanto sorprendente, la molienda del trigo se realizaba con un molino que perteneció a Don Bartolomé González, había gran cantidad de potreros grandes, 128 casas, se efectuaron las primeras plantaciones de viña, se sacaron siete acequìas del río y se intensificó la forestación.

Solicitó el apoyo del gobierno para que amparara a los pobladores y en su nota decía: “…necesitan que el brazo fuerte del Gobierno los proteja con leyes que den vida a su comercio; con recursos que fortifiquen su frontera y pongan a cubierto de asaltos de los enemigos, con medios de subsistencia para los naturales que vienen a buscar auxilio y asilo y que simultáneamente se radican y agregan a la población naciente”Prof. María Elena Izuel

Temas relacionados