El compañero Paco Pérez es el presidente del PJ

El Congreso partidario formalizó ayer en este departamento lo que los máximos referentes provinciales ya habían acordado y proclamó al gobernador, Francisco Pérez, como nuevo presidente del PJ, un objetivo que se puso cuando se decidió a armar su propio sector interno a principios de año.

Será secundado por quien también es el vice en el Gobierno: Carlos Ciurca. Además de confirmar las nuevas autoridades orgánicas, una decisión que se viene postergando desde diciembre pasado, se dejó conformada ayer la mesa central de unidad por la cual deberán pasar las decisiones estratégicas de los próximos dos años.

Esto incluye el proceso electoral 2015 que se definirá en las urnas dentro de tan sólo catorce meses. Integran esa mesa un total de 21 dirigentes, cuyo poder real ya se muestra mayor al del propio Congreso partidario, según la carta orgánica la máxima autoridad del PJ.

Así se pudo observar ayer cuando durante una hora y media los congresales se dedicaron a convalidar las decisiones ya acordadas con anterioridad por la ‘mesa central’ en tres reuniones previas que sumaron varias horas de negociaciones (sobre todo en torno al departamento de La Paz).

Los encuentros se llevaron a cabo durante una cena en una bodega pequeña cercana al aeropuerto de San Rafael, el viernes por la noche, y dos encuentros en la propia intendencia sanrafaelina y en el Hotel Tower durante la mañana del viernes.

Así como 145 congresales aprobaron votar en lugar de 90 mil afiliados, algunos dirigentes definieron lo que -en la letra- debían definir (y terminaron convalidando) 145 congresales.

La mesa de las decisiones quedó integrada por los dirigentes que encabezan los ejecutivos provincial y comunales, legisladores nacionales y autoridades legislativas provinciales y cargos directivos nacionales.

Por el paquismo el gobernador Francisco Pérez; por La Corriente el vice Carlos Ciurca, los intendentes de Guaymallén (Luis Lobos),  Las Heras (Rubén Miranda) y Luján (Carlos López Puelles) y el diputado nacional Alejandro Abraham; por los Azules el senador Adolfo Bermejo y los intendentes de Maipú (Alejandro Bermejo), San Martín (Jorge Giménez), Tunuyán (Martín Aveiro), Lavalle (Roberto Righi) y General Alvear (Juan Carlos De Paolo), más la directora en el Banco Nación, Patricia Fadel y el presidente de Diputados, Jorge Tanús.

Por Integración el director en YPF por Mendoza, Omar Félix; los intendentes de San Rafael (Emir Félix), Malargüe (Juan Carlos Agulles, ayer ausente), Tupungato (Joaquín Rodríguez) y Santa Rosa (Sergio Salgado). Y por Unidos y Organizados, los diputados nacionales Guillermo Carmona y Anabel Fernández Sagasti).

Así, la mesa decisoria tendrá sentados a cinco integrantes de La Corriente, ocho azules, cinco de Integración, dos de Unidos y Organizados y uno solo del paquismo, aunque con el timón en sus manos.

Si bien públicamente no se habló ayer en San Rafael de candidaturas, sí se acordó que quienes tengan aspiraciones a gobernador y vice no formen parte del Consejo Provincial del PJ y queden liberados para comenzar a trabajar en la instalación de su imagen’.

Entre las distintas líneas internas existe el acuerdo tácito de que la próxima fórmula del peronismo  estará integrada por quienes consigan mayor nivel de aceptación en la ciudadanía, por lo que las encuestas (cuya metodología deberán acordar los agrupamientos) serán decisivas.

En el paquismo los nombres de los ministros de Agroindustria, Marcelo Costa, y de Transportes, Diego Martínez Palau, ayer se sintieron con un poco más de fuerza que los de Matías Roby (Salud) y José Luis Álvarez (Irrigación).

En el sector Azul, a la precandidatura expresa de Adolfo Bermejo le apareció la competencia de Tanús (al parecer ambos con el aval de Juan Carlos Mazzón).

En La Corriente continuó presente la aspiración del intendente de Las Heras, Rubén Miranda y quedó desmentida una de Abraham. En Integración, la de Omar Félix, mientras que en Unidos y Organizados hubo acuerdo sobre la figura de Carmona.

En tanto en el justicialismo ya se hacen las primeras especulaciones sobre el futuro político de los actuales gobernador y vice. La Constitución prohíbe al titular del Ejecutivo acceder al Senado de la Nación en la elección de su final de mandato, pero nada dice de la Cámara de Diputados.

Por ese motivo, ya se considera que Francisco Pérez pueda ser quien encabece la lista del Frente para la Victoria para la Cámara baja nacional.

Mientras, el nombre de Carlos Ciurca ha comenzado a circular como aspirante a encabezar la nómina de candidatos del oficialismo al Senado nacional. Es que el artículo 115 de la Constitución provincial (ver aparte) establece una prohibición taxativa al gobernador pero nada dice sobre el Vice.

“La oposición va tras espejitos de colores, de nombres”

Tras horas de deliberaciones a puertas cerradas en un hotel de San Rafael, se logró la “lista de unidad”que conducirá el PJ los próximos dos años. Definidos de antemano los nombres que ocuparían los principales cargos, con el gobernador Francisco Pérez en la presidencia y el vice Carlos Ciurca en la vicepresidencia, faltaba definir los lugares asignados a cada sector.

En esa reunión previa al Congreso Provincial del PJ, estuvieron Pérez, Ciurca, Adolfo Bermejo, Alejandro Abraham (presidente saliente), Guillermo Carmona, Anabel Fernández Sagasti, Rubén Miranda y los anfitriones Emir y Omar Félix, acompañados por Ricardo Pettignano.

Al anunciarse la lista sólo hubo tres discursos muy breves (escasamente duraron 20 minutos en total) de Emir Félix, luego de Ciurca y por último de quien dirigirá al justicialismo, el Gobernador.

Si bien los tres cargaron en algunos pasajes contra la oposición, todos hicieron hincapié en la identificación con el legado peronista y fundamentalmente de Cristina y Néstor Kirchner.

También pidieron a la militancia  caminar la provincia y tratar de ganar en 2015 los seis departamentos en manos de la oposición. Expresaron también que la lista de unidad es la concreción de “un proyecto colectivo donde se dejaron de lado los intereses personales”.

Pérez, tras destacar que en la provincia hay 80 mil militantes peronistas, convocó a todos a seguir tras “un proyecto que está dentro de un partido como el Justicialista que tiene una historia, un presente, un futuro y una ideología y coherencia. Uno puede estar más o menos de acuerdo, pero tiene todos esos condicionantes que no tiene la oposición”.

Hizo también referencia al gobierno de la alianza y a toda la oposición la que, dijo, “va tras espejitos de colores, de nombres o de cómo mide cada uno”.

Precisamente en esos instantes, y promediando el discurso del ahora presidente del PJ, por un costado y casi inadvertidos, abandonaron el atestado salón (que fue abierto poco después de 45 minutos de deliberaciones de los más de 150 congresales), Miranda y Abraham.

Después se supo que el apuro del intendente lasherino pudo estar relacionado con un viaje al exterior que tenía previsto iniciar ayer mismo.

Los rumores de un “aparente” desacuerdo durante la mañana ya habían cobrado cuerpo cuando a la llegada de Pérez, Ciurca y los Félix al congreso, se hicieron una foto en la que no participó Miranda.

La disculpa del cacique lasherino  ante la consulta  de este diario fue: “No pude llegar porque los fotógrafos ocupaban el camino y luego estaba el vallado. simplemente no pude llegar”.

En la previa al congreso, convocado a las 10 en el salón del Tiro Federal, deambularon por el predio en un sector vallado, alrededor de 150 personas entre militantes barriales, concejales de San Rafael, ministros, legisladores y funcionarios de la provincia y otros dirigentes como Patricia Fadel y Sebastián Brizuela y la presidenta del partido a nivel local, Gladys Arana y casi todos los intendentes municipales justicialistas.

Agulles, no concurrió porque está de viaje en el exterior.

En otro sector, un poco más alejado, había otro grupo que entonó cánticos al compás de tambores y bombos durante las más de tres horas de espera.

Era fácilmente identificable una bandera de la JP local con la leyenda Deporte Militante. No se vieron simpatizantes ni estandartes de La Cámpora, que en el sur tiene una presencia relativa.

Ciurca dijo, en declaraciones a la prensa y luego en su discurso, que la nueva estructura de conducción del PJ tiene que ver “con un peronismo abierto a la sociedad, con propuestas muy concretas y una organización que esta unidad va a llevar a la práctica en 2015 porque queremos ser gobierno en la provincia y la Nación”.

En la parte inicial Emir Félix destacó el orgullo que significaba haber «logrado la unidad del peronismo en esta tierra».

Expresamente agradeció a Ciurca el haber depuesto intereses personales (también pretendía conducir el PJ) en favor de la concreta unidad del peronismo y señaló que la «prioridad está ahora en poder gobernar la mayoría de los departamentos mendocinos y de poder proclamar una unidad que sirva de apoyo pleno a todos los ejecutivos».

En los alrededores del cónclave se rumoreó que uno de los ganadores de las negociaciones mantenidas en la mañana fue el diputado nacional Guillermo Carmona (Corriente Nacional de la Militancia), que será congresal nacional y logró la secretaría de Derechos Humanos para Gustavo Espejo y la de Educación para Elina Escot, secretaria del Sindicato de docentes privados. Además, claro, de la secretaría de Fernández Sagasti para los agrupados en Unidos y Organizados, hasta ahora con menos presencia partidaria.

Fuente:Los Andes.com.ar

Temas relacionados