El Correo y las Telecomunicaciones

Los primeros correos fueron correos de postas, usando la tracción a sangre, no habían otras formas de comunicación, lo que revolucionó el sistema fue la aparición del ferrocarril, que en un principio no llegaba a  todas partes, sino sólo a algunos destinos elegidos.

Se sabe que en 1855 Valentín Alsina adoptó el sello postal adherido, para cobrar el franqueo de la correspondencia y las primeras estampillas se comenzaron a usar a partir de 1858 y representaban un barquito y la cabeza de la Libertad.

En 1862 la estampilla representó al Escudo Nacional y la leyenda República Argentina. Posteriormente fue la imagen de Bernardino Rivadavia, y a partir de ese momento fueron muchos los próceres y personalidades, como también paisajes, animales y plantas que pasaron por las estampillas, los coleccionistas saben bien todos los cambios que se produjeron.

En el año 1873 se creó la oficina de correos en San Rafael (actual 25 de Mayo)  y funcionó en las instalaciones del fuerte. Algunos de los jefes que pasaron por ella fueron: Cayetano Verraza, Julián Videla, Torcuato de Cartis, Abraham Fernández y  Pablo Segundo Ferreira.

Cuando el 7° de Caballería abandonó el fuerte y se trasladó a los cuarteles de Cuadro Nacional, el Fuerte sólo fue utilizado como escuela y Correos.

Durante 1875 se unieron los servicios de Correos y Telégrafos, brindando mayor servicio a la población, pero sólo en la Capital.

Cuando ocurrió la mal llamada Campaña al Desierto, el General Roca había anunciado que el telégrafo llegaría a todos los fortines del desierto, pero solo llegó a algunos, el resto siguió incomunicado por ese medio “moderno”.

Y en 1880 comenzó el servicio de cartas expreso a domicilio y se reglamentó el uso del uniforme para los carteros, los que fueron renovados en diversas ocasiones.

En 1895 se colocaron en las principales esquinas de las ciudades los buzones como pilares, la mayoría de la gente que ya tiene algunos añitos recordarán los clásicos buzones de color rojo, con una boca para introducir las cartas con la estampilla pegada, era imposible introducir encomiendas. Perosnal del correo pasaba todos los días a recoger las cartas para ser enviadas a su destino.

El día 7 de setiembre de 1893 se creó en Colonia Francesa, una estafeta, que contaría con telégrafo y servicio de correspondencia,  fue dirigida por don Diego T. Rivadaneira Flor, persona que años después se dedicó a la minería y fue el descubridor de muchos pozos de petróleo, uno descubierto por él, pero donde la extracción comenzó muchos años después  fue Puesto Rojas en Malargüe. El día 18 de junio de 1897 se libró al público la oficina de Telégrafos. Un año después se agregó personal a la Estafeta, siendo los Sres. José Maure, designado como auxiliar y Santiago Torres como Telegrafista.

El apresuramiento en la instalación de esta oficina fue la delicada situación por la que pasaban las relaciones entre Argentina y Chile, que dio origen al emplazamiento de 10.000 soldados de tropa en los cuarteles de Cuadro Nacional y todas las comunicaciones eran atendidas por esta oficina. Esta oficina también atendió en forma gratuita la oficina de Meteorología y enrolamiento en general.

El diario Ecos de San Rafael en su número de fecha 26 de agosto de 1903 publicó un artículo en el que reclamó, que la oficina de la Colonia no tenía personal y era mucho el trabajo en el envío telegráfico “repetimos que es injusto que un solo empleado y nada más, sirva las grandes y crecientes necesidades del público en Correos y Telégrafos aquí en Colonia Francesa”.

Tras la llegada del tren se sumó el telégrafo del Ferrocarril a la oficina de Correos y Telégrafos.

En 1904 a la oficina de Colonia Francesa se la pasó a denominar oficina de San Rafael, según el expediente N° 4198.

Desde 1905 esta oficina comenzó a brindar servicios generales, incluso giros, encomiendas y valores declarados nacionales e internacionales.

Dos datos curiosos, en el año 1900 se adquirieron 200 retratos del Gral. San Martín para colocar en todas las oficinas de correo y durante las epidemias de cólera y fiebre tifus, se fumigaba toda la correspondencia con el fin de evitar el contagio.

Durante el año 1929 el Director General de Correos y Telégrafos Resolvió: “Art. 1°: Crear con asiento en San Rafael (Pcia. de Mendoza) una nueva Cabecera de Distrito, cuya jurisdicción comprenderá todas las oficinas mixtas, postales y estafetas ubicadas en los departamentos de San Rafael, Tunuyán, San Carlos, Veinticinco de Mayo y General Alvear”.

Art.2°: denominar a esta nueva Cabecera con la denominación Distrito Número 38”.

Durante 1932 se suprimió el distrito 38 debiendo habilitarse oficinas mixtas.

El primer edificio que ocupó el Correo en colonia Francesa estaba situado  en la actual calle Pellegrini al 220, frente a la actual Plaza San Martín,  a esa calle se la llamaba la calle del Correo. Ahí estuvo durante muchos años y posteriormente se trasladó a la calle Day esquina Cmte. Salas, donde permaneció hasta el año 1953. Durante ese tiempo el Correo atendió también el Ahorro Postal, a los niños de las escuelas se les enseñaba a ahorrar y con moneditas se compraban estampillas que eran pegadas en una pequeña libretita de Ahorro, cuando la persona era mayor  tenía una buena suma ahorrada. Con el tiempo esto no se pudo realizar más porque la inflación en nuestro país no permitió  el ahorro.

En el año del Cincuentenario del traslado de la Cabecera Departamental, 1953, se reubicó en el edificio actual,  inaugurado en esa fecha, en calles San Lorenzo esquina Barcala, donde aún se conserva.

 

Prof. María Elena Izuel

 

 

Temas relacionados