El cuadrado de Peduzzi hizo historia en el TC

Un 10 de Abril de 1966 en el Autódromo de Río Cuarto Ricardo Peduzzi ganó por única vez con “El Cuadrado” en Turismo Carretera.

El Cua­dra­do de Ri­car­do Pe­duz­zi na­ció re­ci­cla­do de otro au­to, una cou­pé Chevro­let con la que se ac­ci­den­tó gra­ve­men­te don Fé­lix Pe­duz­zi, pa­dre del pi­lo­to de TC de los años 60. Re­ti­ra­do Fé­lix, el cas­ca­jo abo­lla­do de su au­to que­dó en el fon­do del ta­ller.

De la carrocería de aquella coupé nada servía, pero el motor Chevrolet  y la caja de cambios estaban en condiciones de ser rescatados y así lo hizo el joven Ricardo sobre en un viejo Chevrolet 1929 de calle.

Nació de esta manera “El Cuadrado”, un auto singular por donde se lo mirara, cuya principal virtud era el chasis aligerado para circuitos sin más aditamentos que un simple eje rígido con ballestas longitudinales procedente de un auto Chevrolet 29, además de un diferencial trabado que obligaba a doblar de costado, haciendo drif­ting permanentemente.

La máquina corrió en Mendoza en el autódromo General San Martín, cuando se erigía en el parque del mismo nombre, donde había una vuelta que se denominaba “La Olla” y deslumbró a los amantes del automovilismo mendocino.

 

SU ÚNICA VICTORIA

A pesar de haber corrido por muchos años, este “inigualable” modelo logró una victoria, la cual ocurrió en el Autódromo de Rio Cuarto, en la provincia de Córdoba el 10 de abril de 1966 ante el asombro de muchos que no apostaban a que este tipo de auto pudiera tener algún logro deportivo de importancia.

“El Cuadrado” sorprendió desde la clasificación del sábado, donde logró la mejor posición de largada, incluso con el vuelco del piloto “Rueda Libre” con su flamante Valiant que intentó sin suerte acompañar a Peduzzi.

Después de la serie, Peduzzi sufrió la rotura del embrague, eligiendo largar desde el fondo de la grilla la final para poder ser empujado por sus mecánicos.

Así fue como empezó a superar autos, y gracias a los problemas que presentaron sus contrincantes, se encontró a mitad de carrera con la punta, y a pesar de sufrir una incansable persecución se quedó con la victoria sobre Joaquín Perrota y Héctor Sanmartino.

Hoy se cumplen 53 años de la única victoria de este modelo que aún,  permanece en el recuerdo de tantos fanáticos del Turismo Carretera.

 

Fuente y Fotos: Diario  Época//Historia TC y Armando Contreras/Carburando

Comentar

comentarios

Temas relacionados