El debate por el aborto sigue pero sin apoyo de Cristina

El gobierno se ha empeñado especialmente en aclarar que la legalización del aborto “no es una iniciativa del Poder Ejecutivo”, y por lo tanto tampoco es una iniciativa de apoye la presidenta Cristina Fernández.

El jefe de Gabinete insistió en que es una cuestión que claramente ha fijado el Ejecutivo de no impulsar ese debate”.

Además, reveló su opinión personal: “Por una razón de convicción religiosa, estoy en contra del aborto”, confesó.

 

Luego de que se debatiera en la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados el proyecto de legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo elaborada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito la diputada de Libres del Sur y vicepresidenta de la Comisión, Victoria Donda, explicó que “los abortos clandestinos son la principal causa de mortalidad materna en nuestro país, afectando principalmente a las mujeres pobres que no pueden acceder a un tratamiento en una clínica privada. La necesidad de sancionar la ley de interrupción voluntaria del embarazo urge, ya que es la principal deuda que tiene la democracia con las mujeres argentinas”.

Asimismo, la diputada expresó su “preocupación” ante “la presencia de manifestantes en contra del proyecto de legalización de la interrupción del embarazo a quienes se ha visto en otras oportunidades con emblemas nazis”.

Por otro lado, la referente del Frente Amplio Unen acotó que la presidenta de la comisión, Patricia Bullrich, “hizo una confusa convocatoria a la Comisión de Legislación Penal en donde se había comprometido a tratar el proyecto del IVE. Y de una forma muy poco transparente declaró la falta de quórum para su dictamen”. Por último, Donda convocó a “todos los representantes comprometidos con la democracia y con la defensa de la vida de las mujeres a seguir insistiendo con el tratamiento del proyecto antes del 20 de noviembre, período en que se cierra la comisión.

 

Bullrich es incongruente

 

 

El radical Manuel Garrido recordó que la diputada del Pro presentó un proyecto de despenalización pero ahora se niega a avanzar con el tema.

style=’orphans: auto;text-align:start;widows: auto;-webkit-text-stroke-width: 0px; word-spacing:0px’ v:shapes=”_x0000_i1025″>

“Es incongruente que Patricia Bullrich hace 20 años apoyaba esto y ahora dice que no es el momento; es un argumentos que utilizan los conservadores para no discutir los temas”, se quejó el diputado Manuel Garrido (UCR) sobre la postura de su par de Unión Pro sobre la despenalización del aborto.

La titular de la Comisión de Legislación Penal había presentado un proyecto en este sentido hace 20 años pero se manifestó en contra de avanzar con la iniciativa durante el debate de este martes.

Como la falta de quórum impidió firmar dictámenes, Garrido ratificó que los impulsores de la legalización del aborto insistirán con una nueva convocatoria.

“Podría dar lugar a un dictamen favorable, la verdad que no lo sabremos hasta que se vote. Estamos pidiendo a la presidenta (Patricia Bullrich) que convoque nuevamente a una reunión el 11 de noviembre para que se discuta concretamente un dictamen. Ayer hubo una confusión general por lo extraño de la convocatoria porque se convocó a dos horas distintas una misma reunión”, precisó el radical.

En diálogo con radio Nacional Rock, Garrido criticó la penalización de la interrupción voluntaria del embarazo. “Los firmantes (del proyecto) estamos planteando que no debe ir presa ni (debe haber) una amenaza de prisión para la mujer que cause su aborto en las primeras 12 semanas de embarazo. (Esto) es más perjudicial que los supuestos que apunta a garantizar, que la ley penal va a proteger la vida de los embriones. Repercute en la pérdida de vidas humanas y es discriminatorio porque es la persecución penal, y la muerte de mujeres por lo general pobres”, sostuvo.

Asimismo, advirtió que “todos sabemos que la posibilidad de acceder a un aborto además de estar garantizada a las mujeres de clase alta, es posible a través de un método sencillo como algún medicamento”.

“Este tema que era tabú; ha ido ganando consensos de distintas bancadas”, destacó el diputado y dijo que “esto requiere que el Congreso asuma su responsabilidad porque esta legislación penal genera una persecución discriminatoria”.

En este sentido, Garrido aseguró que “Organizaciones de Naciones Unidas (ONU) piden la modificación de la legislación porque es anticuada, genera efectos negativos para los derechos de la mujer”.

“Es una falsedad absoluta cuando se dice que el Congreso no puede debatir porque va en contra de la Constitución”, agregó por otra parte.

 

Comentar

comentarios

Temas relacionados