El Gobierno admite atraso con proveedores

El ministro de Hacienda, Juan Antonio Gantus, señaló que el retraso es de sólo 60 días. Además, señaló que el bono por 1.800 millones de pesos traerá «mayor liquidez» y aseveró: «A todos se les va a pagar».

A casi dos meses de terminar el año el Gobierno espera con los bolsillos vacíos el bono por 1.800 millones de pesos y aunque reconoce un atraso con los proveedores, dice que sólo es de 60 días.

En efecto, el ministro de Hacienda, Juan Antonio Gantus, explicó que la deuda aproximada que mantiene el Estado provincial con proveedores es de 800 millones de pesos y, al consultarle por el lapso de retraso, apuntó: «Está dentro de los 60 días».

El pasivo estatal es liderado por las empresas encargadas de obras públicas por un total aproximado de 60 millones de pesos. Y a pesar de que Gantus admitió «problemas financieros», aseguró: «A todos se les va a pagar».

Considerando que hay ciertos pagos muy demorados, con retraso de casi un año, Gantus apuntó que lo desconoce, que maneja «sólo lo de la obra pública» y mandó a consultar con otros funcionarios cada deuda específica.

Bajo este panorama, el Gobierno de Francisco Pérez espera que la Nación lo autorice a tomar deuda por 1.800 millones de pesos para llegar a fin de año.

«Esta semana viajaremos a Buenos Aires; estamos esperando que llegue el Gobernador (de la gira de EEUU)», comentó Gantus y al preguntarle sobre por qué continúa trabado este bono, explicó: «El problema es que cuando llega fin de año todas las provincias salen con una solicitud similar; sobre todo por un tema de sueldos y aguinaldos».

Añadió que el Estado nacional busca evitar una excesiva presión sobre el mercado financiero (teniendo en cuenta la demanda de todas las provincias), que termine repercutiendo negativamente en las tasas y en los plazos en los que se pueda tomar crédito.

Confió que en noviembre pueda estar liberado este tema: Las gestiones con la Nación se han hecho», y descansó en que, ese dinero, va a «facilitar y agilizar los pagos, va a permitir contar con mayor liquidez».

Es que según el sucesor de Marcelo Costa, si bien los 1.800 millones de pesos ya tienen destino asegurado (200 millones de pesos para el Fondo de la Transformación; 800 millones de pesos, autorizados por la Legislatura para gastos corrientes y 800 millones de pesos, para Aysam), permitirán conseguir cierta holgura en las cuentas públicas.

Antes de Año Nuevo

A sólo dos meses de concluir el 2014, se lo consultó por la Pauta de Gastos para 2015 y lo que suele ser otro dolor de cabeza para la administración pública: el desembolso de los aguinaldos de los estatales.

Sobre lo primero, Gantus dejó en claro que «sería terrible» si el Presupuesto 2015 corre la misma suerte que el Presupuesto 2014, el cual fue aprobado en julio pasado.

«Estamos esperando que llegue el Gobernador porque quiere revisar el impacto en algunos sectores como el vitivinícola. Esperamos que pronto podamos enviarlo a la Legislatura para su tratamiento», dijo y subrayó que se está trabajando sobre tres pilares: «Inclusión, promoción y producción».

En los pasillos de Casa de Gobierno señalan que Gantus, a pesar de que hace sólo dos meses que está a cargo de Hacienda, tiene un «buen diálogo con la Legislatura» y se esperanzan con que ello le hará más fácil el debate.

El Ministro, por su parte, manifestó: «Vamos a trabajar con el mayor consenso posible. Siempre he recibido de muy buena manera las críticas y observaciones de la oposición que son necesarias; además, me ha tocado alguna vez ser oposición y creo que la diversidad de opiniones mantiene el sistema», y opinó: «Hay que apelar a la madurez que tenemos».

Negó, por último, que los aguinaldos y sueldos de los estatales corran peligro al término de año: «Siempre hemos hecho un esfuerzo muy fuerte; salvo exista algún imprevisto, no vamos a tener problemas con el pago».

Fuente MDZ

Temas relacionados