El Gobierno confirmó que en la provincia los menores de 18 años sólo votarán cargos nacionales

Lo indicó una fuente del Ejecutivo en medio de la visita del ministro del Interior. Jóvenes de 16 y 17 años podrán participar en las PASO, pero en las generales no podrán votar legisladores provinciales y concejales.

El Gobierno confirmó este fin de semana que los chicos de 16 y 17 años sólo votarán en nuestra provincia cargos nacionales en las próximas elecciones. En cambio, no podrán votar por legisladores provinciales y concejales departamentales, opción que está bloqueada para ellos por la Constitución mendocina.

Una fuente cercana al gobernador Francisco Pérez cerró esta polémica, que en algún momento amagaron con instalar el oficialismo y una parte de la oposición. El funcionario ratificó que los jóvenes de 16 y 17 años sólo podrán votar diputados nacionales (todavía el Gobierno Nacional no define cómo se votarán los miembros del Consejo de la Magistratura) y que sufragar será optativo para ellos, tal como establece la ley 26.774.

La noticia se conoció en medio de la visita a Mendoza del ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien a comienzos de este mes anunció que unos 750 mil chicos en todo el país habían cumplido con éxito el trámite de renovación del documento para poder votar.

Los menores de Mendoza podrán participar de esta manera en las primarias abiertas simultáneas obligatorias (PASO) del 11 de agosto, donde sólo se dirimen candidaturas nacionales; y en forma restringida en los comicios del 27 de octubre, donde también entran en juego las categorías provinciales.

Los puestos provinciales sólo podrán ser votados por los mayores de 18 años porque así lo establece el artículo 50 de la Constitución mendocina. Como la Carta Magna está por encima de las leyes nacionales, la única forma de que en Mendoza voten los jóvenes de 16 en todas las categorías es que se reforme ese artículo, proceso que no se puede cumplir este año.

En cambio, en otras provincias, incluida San Juan, fue más fácil fijar el derecho de votar para los chicos de 16 y 17, ya que alcanzó con que las legislaturas provinciales adhirieran a la ley nacional de Ciudadanía argentina que impusieron el kirchnerismo y algunos sectores de la oposición el año pasado.

Impacto electoral. El deseo oficialista de incluir en la elección de todas las categorías a los chicos de 16 y 17 fue perdiendo fuerza con el correr de los meses. En parte se evaluó el bajo impacto que tendría, ya que se calcula que sólo aumentaría el padrón de votantes para cargos provinciales en un cinco por ciento, porcentaje del cual el peronismo se quedaría solamente con una parte.

La campaña de renovación de documentos para sumar votantes jóvenes fue intensa en Mendoza, de todos modos.

Aunque se calculaba que podían quedar habilitados unos 60 mil chicos, las cifras preliminares dejarían en carrera a algo más de 40.000 chicos de 16 y 17, que son los que renovaron el documento.

Se trata de una cifra menor frente al padrón general, que supera los 1,1 millones de personas; e incluso frente al número de personas que normalmente asiste a votar en Mendoza, que se reduce a unos 800 mil.

¿Sobres de colores?. De todos modos, el Gobierno y la Justicia Electoral deberán desde ahora buscar el mejor mecanismo para simplificar la elección y que el voto de esta porción de la ciudadanía no quede invalidado.

Ocurre que cualquier confusión de los menores en el cuarto oscuro puede llevar a la anulación de votos. Hasta ahora se impone la idea de distribuir sobres de distintos colores para los mayores de 18 años y los menores de esa edad.

Si se adopta esta medida, de los sobres de los menores de 18 años se invalidará solamente los votos de categorías provinciales, pero sí se contarán los votos de categorías nacionales.

Temas relacionados