El Gobierno permitirá los bonos de fin de año contra la inflación

Los gremios y las cámaras empresarias avanzan en negociar un plus salarial que mitigue el impacto del impuesto a las Ganancias con el visto bueno de los funcionarios.

Se trata de un «acuerdo tácito» entre los funcionarios, los empresarios y los gremios. El Gobierno ha dado un guiño para que las empresas otorguen bonos de fin de año a cuenta de las paritarias para garantizar un cierre de 2014 con menos conflictos. En este panorama, también podrían adelantarse la fecha de los aguinaldos en las provincias.

La versión fue publicada por La Nación este domingo y da cuenta de la estrategia esbozada a través del Ministerio de Trabajo de la Nación, que la semana pasada habilitó una reapertura de la paritaria para los petroleros del Sur y, así, desbaratar cualquier intento de paro.

Además de los petroleros, también los bancarios pelean por un acuerdo similar y se suma Smata y la UOM, que buscan definir el bono de fin de año. Sólo resta definir el monto. En el caso de los metalúrgicos, podrían cerrar entre dos y tres mil pesos.

En Buenos Aires, Daniel Scioli reactivará en los próximos días las negociaciones con los docentes y ya se habla de que ofrecería un 16 por ciento entre enero y febrero a cuenta de futuros aumentos.

«Lo ideal sería reabrir las paritarias, pero es imposible porque para el gobierno nacional sería reconocer la inflación. A falta de eso, habrá un bono, como viene sucediendo con los estatales de varias provincias y con gremios de la actividad privada. Resuelven dar el bono para tener un fin de año en paz», dijo un jerárquico de la CGT oficialista que sigue de cerca la negociación de los maestros bonaerenses.

«Los empresarios aceptan pagar el bono porque saben que el acuerdo de paritarias se quedó corto en comparación con la suba de los precios», dijo un dirigente metalúrgico que suele ser la sombra de Antonio Caló, el líder de la UOM.

A su vez, la CTA Autónoma dirigida por Pablo Micheli realizará una protesta nacional el jueves próximo y presiona por un plus de 4 mil pesos, además de la eliminación del impuesto a las ganancias.

Fuente: La Nación

Temas relacionados