El impuestazo de Mendoza

Aumentos de más de 30 por ciento en tasas y servicios del Estado. No se refleja en sus asalariados.

La ley Impositiva fija subas para todos los rubros ligados a prestaciones de reparticiones oficiales. El promedio ronda 30% pero hay casos que llegan a 480%.

La inflación llega a todos lados, incluidas las tasas que cobra el Estado por los servicios que presta. Así, por ejemplo, tener la cédula de identidad que expide la Policía de Mendoza este año costará un 30% más que el año pasado.

En el caso de los menores de 16 años, ese documento pasó de $ 65 a $ 85, mientras que para los mayores de 16, el costo varió de $ 40 a $ 55.

El costo de las Tasas Retributivas de Servicios está fijado en la Ley Impositiva. Se trata de un extenso listado de servicios del que solo se han tomado ejemplos para graficar los incrementos, que en promedio rondan el 30%, aunque hay casos en los que se supera holgadamente ese porcentaje.

Al momento de aprobarse la Ley 8.633, que regula los impuestos, tasas y servicios, la oposición radical consideró que era “un verdadero impuestazo” e incluso sus diputados y senadores la votaron en contra. Sin embargo el oficialismo la aprobó y el Gobierno, a través del Decreto 15/2014 la reglamentó y puso en vigencia con su publicación en el Boletín Oficial, la semana pasada.

Desde el Ministerio de Hacienda aclararon que “no se puede considerar un impuestazo” porque tanto las tasas como los valores “son definidos por cada dependencia ministerial que los aplique”, dejando a esa cartera la única responsabilidad de ordenar los tópicos abarcados por las tasas.

De todos modos en diferentes dependencias reconocieron la fuerte incidencia inflacionaria de los valores que los ciudadanos deberán abonar cada vez que ocupen un servicio prestado por el Estado provincial y las explicaciones apuntaron a la necesidad de ajuste porque en algunos casos “había valores muy atrasados”, aunque hay una verdad de perogrullo: no son los mejores momentos económicos y los estamentos públicos necesitan recursos.

Subas en todas partes

Los incrementos se observan todas las dependencias de los diferentes ministerios. Un certificado de Buena Conducta que se confecciona en el Ministerio de Seguridad, se incrementó un 40%, pasando de $25  a $35.

No sólo en Seguridad -donde también aumentaron las multas de tránsito- hubo incrementos en trámites oficiales, también se dieron en las reparticiones del Ministerio de Gobierno.

Si bien el primer certificado de nacimiento, defunción o matrimonio es gratis, la copia del libro de registro, que se cobraba $ 35 tendrá ahora un costo de $ 46, algo más de 30%. La libreta de familia salía $ 120, ahora costará $156, 30% más.

Las penas impuestas por la Dirección de Defensa del Consumidor también subieron 30%. Antes, el umbral inferior de la multa leve era de $ 500, ahora se fijó en $650; el umbral superior era de un millón de pesos, ahora, $ 1,3 millones.

Si se observan las tasas en la Administración Tributaria Mendoza (ATM), la autenticación de una copia heligráfica de un plano en 2013 costaba $ 5,50, este año sale $ 10, casi 80% de incremento.

En Agroindustria, la habilitación de vehículos para el transporte de productos de origen animal costaba $ 180, ahora pasó a $ 234. La habilitación de mataderos frigoríficos también creció.

Se les cobra por declaración jurada de faena por animal y por mes: Para ganado mayor, en 2013 era de $ 1, ahora es de $ 1,30. Las multas por infracción a normas higiénico-sanitarias también subieron 30%: el año pasado se cobraba de $ 600 a $ 50.000; ahora, de $ 780 a $ 65.000.

La inscripción de empresas importadoras o de fabricación de agroquímicos (cuyo registro lleva el Iscamen), costaba $ 1.500; en 2014 llega a $ 2.500, un 66% más.

En los servicios del Ministerio de Infraestructura las tasas también ascendieron 30%. La inscripción de empresas constructoras en el Registro de Antecedentes de Constructores de Obra Pública costaba $ 2.500. Este año es de $ 3.250.

En Transporte también. La inscripción en el registro de servicio contratado costaba $ 600 (cada tres unidades), en 2014 costará $ 780.

El auditorio Angel Bustelo depende del Ministerio de Turismo.  Su alquiler a jornada completa para actividades académicas costaba en 2013 $ 8.360; ahora cuesta $ 10.868. La entrada al Zoo también subió de precio. El año pasado era de $ 25 para mayores de 13 años; este año, $ 32, poco menos del 30%. De 3 a 12 años, el costo del ticket era $ 10; ahora $ 13 pesos, 30%. El canon de uso del Estadio Malvinas Argentinas también creció.

Los clubes de primera A de fútbol pagaban antes $ 54 mil por partido; este año aumentó a $ 70.200. Históricamente el canon podía ser disminuido hasta el 60% del total en caso de que el espectáculo deportivo cuente con declaración de interés por parte del Poder Ejecutivo. Este año el descuento será de hasta 50% si el Ministerio de Deportes lo considera así.

En Cultura también hay tasas más altas, como la entrada al Museo Emiliano Guiñazú-Casa de Fader, que en 2013, para mayores de 12 años era de $ 10; en 2014 subió a $ 15 pesos, un 50% más. Al Ministerio de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales le corresponde cobrar el ingreso a las reservas naturales. Entrar a la reserva Laguna del Diamante costaba antes $ 45 para mayores de 12 años y este año la entrada será de $ 60.

Temas relacionados