El lujo no descansa ni por el coronavirus

Mujer en lugar de lujo, Depositphotos.**

En medio de la debacle general, con multitud de industrias locales sufriendo caídas históricas de la actividad y sectores enteros a nivel mundial que viven uno de sus peores momentos de la historia -la aviación y el turismo han sufrido un golpe sin precedentes debido en parte a las medidas restrictivas y en parte al miedo de los usuarios- parece que algunos sectores casi ni han sentido las consecuencias negativas, como por ejemplo el oro o conglomerados de marcas de lujo, como LVMH.

 

¿Carpe diem en medio de una catástrofe?

 

Aunque pueda parecer una frivolidad que las marcas de lujo hayan recuperado gran parte del valor de sus acciones perdido durante el comienzo de la epidemia -el oro es tema aparte, ya que no solo nutre al mercado de la joyería, también tiene importantes usos industriales, y además sirve como valor refugio en medio de una crisis financiera como la actual, que parece ser el motivo principal de su importante subida- lo cierto es que es una reacción muy humana refugiarnos en lo mundano cuando las cosas vienen mal dadas, y es que es en estos momentos cuando el dicho carpe diem -que no quiere decir aprovecha el momento sin pensar en el mañana, ya que normalmente se omite la segunda parte “…quam minimum credula postero” lo cual significa “…y no confíes en el mañana”, queriendo decirnos más bien algo así como haz lo que tengas que hacer el día de hoy, que el mañana puede que no llegue- parece cobrar todo su significado para una sociedad que se ha ido centrando más en el mundo material.

 

Aprovechar el alza de las acciones de marcas de lujo sin invertir en sus acciones

 

Aunque no seamos consumidores o inversores de estas marcas por la razón que sea aún podemos sacar provecho de su buen funcionamiento en bolsa, ya que realizando trading online de acciones con CFDs podemos abrir posiciones en largo y tratar de obtener réditos aunque no nos vayan a llegar dividendos por no poseer las acciones, porque en el trading online los activos no se compran sino que se especula con los cambios arriba y debajo de sus precios.

 

Esto es así porque en el trading de acciones con CFDs -funciona igual con el trading de Forex, el trading de criptomonedas etc., pero son mercados distintos y sus niveles de volatilidad también los son, pudiendo llegar a ser muy altos en algunos mercados, lo que es muy importante tener en cuenta cuando se invierte y sobre todo si se hace trading, donde se opera apalancado- operamos mediante un market maker, que sería el bróker online que hayamos elegido, y tomamos como referencia la cotización del activo financiero elegido -las acciones en este caso- para operar en largo si sube y en corto si baja.

 

Como señalábamos antes las operaciones estarán apalancadas, lo cual implica que el bróker “presta fondos” al trader para que la operación sea sustancialmente más grande de lo que sería usando este solo su capital, por lo que si se cierra la posición favorablemente maximizará las ganancias, pero si se cierra en contra lo mismo sucederá con las pérdidas, que se restarán del capital propio que el trader aportó para abrir la operación, y por las características intrínsecas del mercado esto ocurre más a menudo que lo primero. Además, el apalancamiento daría lugar a endeudamientos al cerrar posiciones perdedoras cuando el bróker no garantiza protección frente a posibles deudas y las pérdidas superan el depósito del trader. Aunque la mayoría de brókeres cerrarán las cuentas de sus clientes antes de que esto suceda solo podremos garantizar la ausencia de deudas si el bróker implementa la protección frente a saldos negativos.

 

Aprendiendo la operativa del trading con CFDs

 

Aprender cómo hacer trading con un bróker online requiere esfuerzo por nuestra parte, pero no estaremos solos en el proceso. Los propios brókeres son los primeros interesados en tener usuarios satisfechos a largo plazo, ya que aunque es evidente que suman fondos con las operaciones fallidas del trader la financiación viene porque nos cobran en pips al abrir la operación, es decir, siempre abrimos con nuestra posición ligeramente en negativo, la cual deberá corregirse si hemos elegido bien la tendencia y no hay un movimiento brusco del mercado en nuestra contra -en todos los mercados operan grandes tenedores que pueden manipular los precios comprando o vendiendo grandes cantidades de activos, ya sean estos acciones, moneda fíat, criptomonedas o cualquier otro activo- algo que siempre debemos tener muy en cuenta.

 

Al ya mencionado apalancamiento debemos sumar dos herramientas que todo trader va a utilizar y fijar en el momento de abrir una operación, el stop loss, que cortará pérdidas y el take profit, que recogerá ganancias. Normalmente el uno es la imagen especular del otro, aunque las operaciones pueden o bien cerrarse antes de forma manual por el trader o bien ampliar si la operación va mal -o bien queremos arriesgarnos por ganar algo más-. Además, habrá que estar siempre atentos ya que si los stop loss no son garantizados -herramienta que el trader deberá ver si está disponible en su plataforma de trading o no y si lo está para qué activos- hay contextos en que se puede producir slippage, por ejemplo por una alta volatilidad del mercado, y significa que nuestro stop loss no puede parar en el precio indicado sino en el siguiente precio disponible, lo que puede hacer al trader perder o ganar más de lo esperado.

 

Por lo tanto, el principal consejo que podemos darles desde aquí es que inviertan tiempo en aprender los secretos del trading antes de invertir un solo peso.

Comentar

comentarios

Temas relacionados