El municipio de San Rafael cumplió 10 años consecutivos de superávit fiscal

El pasado 31 de julio el Municipio de San Rafael cerró su décimo ejercicio contable con superávit fiscal.

Desde el 2010 hasta la fecha los ingresos municipales siempre superaron a los gastos. “Ese siempre ha sido nuestro objetivo y hemos logrado cumplirlo durante 10 años consecutivos”, celebró el Intendente Emir Félix, quien días atrás sostuvo que “esa realidad financiera nos permitió enfrentar la pandemia, asistir al sector privado y seguir haciendo obra pública”.

Tras confirmarse el décimo ejercicio superavitario, el Secretario de Hacienda de la Municipalidad, Marce Gómez, expresó que “esto es posible cuando se trabaja con austeridad y equilibrio. El Intendente nos exige constantemente que el control presupuestario sea constante y siempre gastar en relación al dinero que ingresa, como cualquier economía familiar”.

Este 2020, a pesar de la pandemia que cambió todos los planes y objetivos fijados a principio de año, la situación presupuestaria-financiera sigue siendo satisfactoria en San Rafael.

“Con los ahorros consolidados en los últimos años, las cuentas bancarias del municipio siguen arrojando números positivos. Y gracias a ello, pudimos afrontar la pandemia, pagar sueldos y proveedores en tiempo y forma, auxiliar al sector privado y relanzar el plan de obra pública. De lo contrario hubiese sido imposible ejecutar todas esas acciones”, manifestó Gómez.

Hay que destacar que si bien la recaudación de recursos municipales creció un 9% en relación al 2019 y la coparticipación un 30% en ese mismo período, el dinero que ingresa a las arcas de la comuna pierde frente a una inflación interanual del 42,9%.

Por esta situación el municipio tuvo que ajustar su presupuesto. “Estimábamos un presupuesto de 3 mil millones de pesos, pero el ingreso de recursos está por debajo de lo estimado. Por esa razón, para no endeudar al municipio, hemos ajustado los gastos”, señaló el funcionario.

Hasta julio – según datos de Hacienda – se erogó el 37% de lo presupuestado para este año.

“El seguimiento constante que se hace entre ingresos y gastos nos permite operar con austeridad y optimizar los recursos de la mejor manera posible. Nunca gastamos más de lo que ingresa a las arcas municipales”, remarcó el titular de la cartera económica de la comuna.

“Con el firme objetivo de mantener cuentas ordenadas, ahorros y situación financiera sólida, es que debemos ser muy estrictos en el control presupuestario y cautos a la hora de realizar gastos. Eso lo estamos logrando, pues a pesar de la pandemia, mantenemos superávit entre los meses de enero y julio”, finalizó Gómez.

 

Comentar

comentarios

Temas relacionados