El paseo montañés de Munives y su novia al Aconcagua que pagamos todos

La pareja del Director General de Policía, violó el «Pase Sanitario». Ya se habla del «Uso Impune» de los recursos públicos del Ministerio de Seguridad de Mendoza. Indican que esta denuncia provocaría la renuncia del cornejista, Roberto Munives. Sindican que el gobierno de Suarez le habría soltado la mano. Es más sutil hacer una renuncia decorosa (sacarlo) por esta razón que por las terribles irregularidades del 911 que ya ha costado muchas vidas. Las últimas víctimas fueron los turistas venezolanos.

Un nuevo escándalo envuelve al director de la Policía de Mendoza, Roberto Munives que, según denuncia el diario El Sol este domingo, llevó a su pareja, Mónica Delsouc, para participar del intento de cumbre en el Aconcagua en las primeras semanas de enero, en medio de una expedición que hizo junto con la Patrulla de Rescate, a pesar de que la mujer no reunía los requisitos exigidos para el ingreso al parque provincial. Lo que denota que Delsouc infringió las normas o recibió un pase libre.

En concreto, según la resolución 822 de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial (SayOT), que establece los reglamentos y protocolos sanitarios para la actual temporada, es obligación que todos los ingresantes para hacer travesías de ascenso o trekking largo, cuenten con esquema completo de vacunación antes de obtener este servicio. Y se especifica que la última dosis debe estar colocada 21 días antes de hacer la entrada.

Más allá que el funcionario Munives utilizó los recursos del Estado provincial y en especial del Ministerio de Seguridad para «pasear» con su novia por el Aconcagua, de acuerdo con el Registro Federal de Vacunación (Nomivac), la abogada -que también da capacitaciones en el Ministerio de Seguridad- no tiene ninguna dosis aplicada.

“Lo que sucede es hace tres meses salí de un tratamiento oncológico. Y me pusieron una vacuna y como me produjo una reacción me suspendieron el esquema. Me hice un PCR antes de subir. Me parece doloroso que me llamen para hacerme este planteo y no para la causa en sí que ha sido esta expedición que me costó horrores. Esto fue humanitario”, afirmó Delsouc.

Sin embargo, en la búsqueda por documento nacional de identidad, su cartilla de vacunación -al día 20 de enero de 2022- está en blanco.

Las medidas sanitarias impuestas por los organismos intervinientes no hablan de excepciones. La resolución 822 de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial establece que es obligación que todos los ingresantes para hacer travesías de ascenso o trekking largo, cuenten con esquema completo de vacunación antes de obtener este servicio. Además, detalla que la última dosis debe estar colocada 21 días antes de ingresar.

La propia mujer de Munives fue quien publicó en las redes sociales que estaba intentando hacer cumbre en el Aconcagua pese a padecer un problema de salud en sus bronquios.

Publicación de Mónica Delsouc en redes sociales.

«El andinista deberá adherirse a las normas sanitarias vigentes al momento de su ingreso al parque provincial Aconcagua», estableció el gobierno provincial cuando publicó la resolución en el Boletín Oficial, el 16 de diciembre.

«Se hace necesario disponer medidas necesarias para procurar la minimización de riesgo de contagio por Covid 19 y sus consecuencias», rezaba la nota firmada por la ministra de Salud, Ana María Nadal, y el titular de la SAyOT, Humberto Mingorance.

La idea original, más allá de tratarse de una actividad al aire libre, era blindar al Coloso de América de casos de contagio. La ilusión, de todos modos, duró apenas unos días, ya que un expedicionario sudafricano tuvo que ser bajado luego de dar positivo uno de los test.

El misterioso mensaje en la bandeja de entradas de la Legislatura

Días atrás el medio Mendoza Today publicó un misterioso mensaje que llegó en la bandeja de entrada de los presidentes de Bloque de la Legislatura de Mendoza, que confirmó los indicios de la «escalada VIP de Munives».

“Me urge denunciar ante usted la irregular situación que se está viviendo por estos días con nuestra querida provincia. En este momento, El Director General de la Policía de Mendoza, Roberto Munives, se encuentra visitando una de las maravillas de nuestra provincia: el Parque Provincial Aconcagua”, arranca el mail, sin que deba llama la atención.

Sin embargo, acto seguido afirma que lo hizo “acompañado por más de treinta personas, entre las cuales se encuentran sus amigos, familiares y parejas de amigos. Esta visita que para cualquier mendocino implica la contratación de una empresa de turismo, guías de montaña, equipo adecuado, etc, al sr. Munives no le cuesta nada”.

El mismo anónimo, fechado el 6 de enero pasado, asegura que el jefe de la policía “ha utilizado nada más y nada menos que recursos de la Policía de Mendoza. Entre ellos caballos pertenecientes a las fuerzas de seguridad, equipamiento oficial e incluso ha requerido el trabajo de personal oficial”.

Finalmente, el documento asegura: “Es mi deber corno ciudadano, alertar a nuestros representantes ante esta situación, donde un funcionario público hace uso de recursos públicos, de todos los mendocinos, para su beneficio personal”.

Consultados, tres conocidos legisladores mendocinos confirmaron que efectivamente les llegó el correo mencionado.

¿Quién envió ese correo que mandó al frente a Munives?

Pase VIP

En el Parque Provincial Aconcagua están interactuando tres organismos en este momento: Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Ministerio de Salud y Ministerio de Seguridad.

La Patrulla de Rescate está conformada por efectivos de la Policía de Mendoza y depende de Seguridad. Más allá de su rol en el lugar, se maneja de manera independiente. Cuando realiza una expedición, sólo envía una lista de las personas que participarán, entre los que pueden aparecer invitados. De ese modo, evita los controles de rutina, la solicitud de permisos y el filtro del Servicio Médico Aconcagua y de Recursos Naturales.

Toda esa burocracia para llegar al «techo de América», más guías y porteadores, por ejemplo, hace que la idea de hacer cumbre tenga un costo que parte de los 2.500 dólares aproximadamente.

En lo que va de la temporada, la Patrulla se vio diezmada en dos ocasiones. Cuando arrancó la primera quincena de diciembre, sólo pudieron subir cuatro de sus integrantes porque el resto estaba enfermo. Luego, al comenzar enero, tuvieron que aislar a todo el turno por ser contacto estrecho de una guardaparque que dio positivo.

El efecto de la pandemia obligó a tomar medidas para preservar a la gente que está trabajando en la altura. De hecho, hace unos días el gobierno anunció la sanción económica a una empresa prestadora de servicios en el cerro por no cumplir con el protocolo COVID. La multa fue de 200 mil pesos por infringir las normativas sanitarias vigentes.

El anuncio hecho el 16 de diciembre, sobre la exigencia del esquema completo de vacunación, no cayó del todo bien entre los montañistas; muchos de ellos, antivacunas. Sin embargo, todos accedieron a ese requisito para poder trabajar. Incluso, una prestadora consultó si se podía hacer una excepción para una mujer que tenía cáncer de mamas. La negativa fue tajante; sobre todo, porque además pertenece a un grupo de riesgo.

Por su parte, Humberto Mingorance, titular del organismo que es autoridad de aplicación en el Parque Provincial Aconcagua, afirmó desconocer lo sucedido, aseguró que iba a averiguar y dijo que la respuesta debería darla el director de la Policía de Mendoza.

En tanto Marcelo Puerta, titular de la  Inspección General de Seguridad (IGS), determinaron que iniciaron un expediente para determinar si hubo participación policial en el control de los protocolos.

”Se evaluará y la IGS analizará si corresponde una sanción”, comentaron desde el Ministerio.

Fuente: El Sol- Mendoza Today-biencuyano.com.ar

Temas relacionados