El porqué de Francisco

«Me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres»

Según contó Bergoglio, cuando durante el cónclave los votos llegaron a los dos tercios y los cardenales aplaudieron, el arzobispo emérito de San Pablo, el cardenal Claudio Hummes, que estaba sentado a su lado, le abrazó y le dijo: «No te olvides de los pobres».

«Y esa palabras entró en mi cabeza, los pobres, los pobres. En relación a los pobres pensé en San Francisco de Asís, luego pensé en las guerras mientras el escrutinio continuaba», relató el papa argentino.

«Muchos de ustedes no pertenecen a la Iglesia Católica y otros no son creyentes pero respetando la consciencia de cada uno os doy mi bendición sabiendo que cada uno de vosotros es hijo de Dios. ¡Qué Dios os bendiga!», dijo.

Temas relacionados