El radicalismo insiste en que Mendoza todavía no recibió las acciones de YPF

Se debe a que la cesión por parte de la Nación todavía no se trató en la Legislatura. El diputado Vaquié confrontó, además, con el gobernador Pérez por las inversiones de la era radical.

 

El radicalismo amplificará también en la Legislatura provincial sus sospechas sobre la real posesión de bienes de Mendoza en la petrolera YPF.

Los popes de la UCR dijeron esta semana que, a un año de la estatización, la Nación todavía no le entrega a la Provincia las acciones que había comprometido. Se trata del 20,6 por ciento de las acciones que se dejaron en manos de las provincias con recursos petroleros.

El senador Juan Carlos Jaliff afirmó en este sentido que esa cesión de acciones debe tener ratificación legislativa, pero este acto no ha ocurrido. «En otras provincias, como Neuquén, el acuerdo ya fue ratificado», explicó.

La mirada es diferente en el caso del Gobierno. Alejandro Neme, presidente de la Empresa Provincial de Energía (EMESA), afirmó que el solo hecho de que Mendoza tenga un director en YPF «es reconocimiento de la participación de la provincia».

Nemen recalcó que, de todos modos, el Gobierno no ha definido si las famosas acciones de YPF irán a EMESA, dado que en ese caso la empresa mendocina tendría un doble status en la relación con la petrolera nacional : socio y accionista.

Lo cierto es que la discusión petrolera provocará nuevos choques políticos en medio de la campaña. Una prueba fue la reacción de este fin de semana en la UCR después de que el gobernador Francisco Pérez cuestionara a las administraciones radicales por no haber licitado áreas petroleras.

«El gobernador olvida que la potestad nacional sobre el sector estuvo vigente hasta diciembre de 2006, cuando se sancionó la ley 26.197, que otorgó a las provincias el dominio sobre los hidrocarburos. Aunque lo hubiera deseado, recaía sobre la Nación la posibilidad de hacer concesiones», explicó Vaquié.

El diputado radical recordó que las provincias productoras de hidrocarburos debieron trabajar arduamente para lograr el control de sus recursos desde 1994 hasta la fecha de la sanción de la ley 26.197 en diciembre de 2006, cuando era gobernador y presidente de la OFEPHI el ingeniero Julio Cobos.

Vaquié dijo que Mendoza también sufre actualmente el tope a la liquidación de regalías impuesto en 2007 por el presidente Néstor Kirchner y el ministro De Vido, que impide cobrar las regalías sobre el precio internacional del barril. «Eso significa que el gobierno de Mendoza perdió $701 millones sólo de ingresos fiscales provinciales en los últimos 12 meses», señaló.

Temas relacionados