El Rastrojero cumplió 66 años

Una caravana de Rastrojeros celebró el 66 aniversario de su lanzamiento. En sólo 52 días el Ingeniero Raúl Gómez diseñó el Rastrojero que se presentó el primero de mayo de 1952. Fue el primer auto argentino que se fabricó a gran escala.

El domador de los caminos rurales, el vehículo del trabajador, el auto más fuerte de la historia argentina cumplió 66 años. Una veintena de Rastrojeros marcharon desde el barrio porteño de San Telmo hasta el partido bonaerense de San Martín. “El Rastrojero es parte de nuestra historia, es el primer vehículo de fabricación nacional a gran escala”, declaró a la prensa con melancolía y orgullo, Hernán Fermoselle, del Club del Iame (Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado).

Fue fuerte, fácil de arreglar, barato, ideal para los trabajadores. Es parte de nuestra identidad, tan argentino como el mate o el asado“, reafirmó Fermoselle. Alrededor de veinte de estos autos se movilizaron, algunos con cajas de madera, incluso con su pintura original. La nostalgia invadió al Parque Lezama, donde fueron expuestos.

El tiempo se detuvo, o regresó a una época dorada donde los autos estaban al servicio de las personas que más los necesitaban a un precio justo y razonable. Los propietarios de los Rastrojeros, intercambiaban anécdotas y fotos. Tito Gianetta, uno de los organizadores del evento, sintió “orgullo” de revalorizar este vehículo que acompañó al pueblo trabajador.

¿Cómo comenzó a fabricarse el Rastrojero?, es parte de la leyenda. La historia comienza en 1952, “el entonces presidente Juan Domingo Perón visitó la Fábrica Militar de Aviones y vio unos tractores que se habían comprado para remolcar aviones pero que no funcionaban porque eran muy livianos y se volcaban, entonces quedaron ahí tirados”, explicó Gianetta. “Perón preguntó qué se podía hacer con ellos, y el entonces director de la fabrica -Juan Ignacio San Martín- le dijo que se podía hacer vehículos”.

“Entonces, en 52 días, el ingeniero Raúl Gómez le presentó el prototipo del rastrojero realizado con el motor de los tractores, la caja y parte del chasis”, rememora. La presentación del Rastrojero se hizo el primero de mayo de aquel año, ese día comenzaba la leyenda. “Por eso tomamos esa fecha como cumpleaños del rastrojero y realizamos esta caravana simultáneamente en Córdoba, Mendoza y Buenos Aires”, concluyó el presidente del Club de IAME.

“Hace muchos años ya lo vendí, pero recorrí gran parte del país con él, y me da mucha melancolía ver estos vehículos, me traen hermosos recuerdos”, comentó Pedro, un jubilado de 88 años que se acercó a rememorar tiempos perdidos. El Rastrojero, como pocos vehículos, despiertan emociones.

Comentar

comentarios

Temas relacionados