El sexo entre amigos y esos «inconvenientes peligrosos»

Un sexólogo experto dijo que los amigos reales son muy pocos y que cuando surge un encuentro sexual entre amigos es porque uno de los dos siempre tuvo el deseo o está enamorado.

Un experto sexólogo rosarino reflexionó que las relaciones sexuales entre amigos “pueden generar algunos inconvenientes peligrosos” ya que alguna de las partes puede salir dañada. La conclusión a la que arriba el profesional surgió luego de un estudio publicado hace unos días que reveló que el sexo entre amigos fortalecía la amistad.

En un alto en su trabajo en el consultorio, Fabián Gómez de Rosario, Santa Fe, explicó que los resultados del estudio mencionado están directamente vinculados con la juventud y lo cultural.

Además propuso establecer un “amigómetro” y diferenciar los amigos reales “que son cuatro o cinco” con las relaciones amistosas, laborales, casuales o las que surgen por las redes sociales. Y dijo que quien busca sexo entre amigos con derecho a roce, escapa al compromiso.

En ese sentido se pueden enumerar algunas razones por las que es preciso ser más cauteloso a la hora de iniciar una relación sexual con un amigo/a.

1. Somos amigos o no.

Lo primero es establecer si en una relación entre dos personas hay amistad o no. “Nos conocemos tres veces ¿y somos amigos?, creo que no. Los amigos de facebook ¿son amigos? creo que no, la mayoría de ellos ni los conocemos. Por eso es bueno primero determinar a partir de cuando somos amigos, porque los amigos de verdad son cuatro o cinco”, señaló Gómez. En ese sentido afirmó que “el 99 por ciento de las personas no siguen siendo amigos después de una relación sexual. Creo que nunca lo fueron. Que uno de los dos siempre quiso ese encuentro sexual”.

2. Diferencia cultural.

El sexólogo consultado fue tajante al determinar que las conjeturas favorables respecto de la buena relación entre sexo y amistad, están directamente vinculados con una edad. “No es lo mismo las personas de 50 años a las de 20 años, porque socialmente han vivido otra educación. La diferencia es cultural. Hoy un chico de 20 años ve como algo natural tener sexo con una amiga, en cambio las personas de 45-50 años lo ven desde otro lugar, si les hacés esa propuesta pueden mirar hasta con cara de desorbitados”. Y afirmó que “hoy los chicos ven el sexo como algo light, como una fase más de la diversión de la vida, se plantean tener sexo como jugar a las cartas o un partido de fútbol, no se fijan tanto en cómo, ni porqué. Una chica que tiene relaciones con dos chicos en un fin de semana, no puedo pensar que es amor ”.

3. Consecuencias peligrosas.

“Creo que el sexo entre amigos genera algunos inconvenientes peligrosos y las personas las tienen que saber. Puede haber un daño emocional al otro que sucede cuando uno de los dos está involucrado, enamorado”, dijo. En relación a este punto señaló como una complicación la situación posterior entre estas personas. “¿Y después que? La pregunta es cómo queda el vínculo posterior ¿seguimos siendo amigos? ¿repetimos esto de las relaciones sexuales? En caso que las tengamos, ¿somos una pareja o somos amigos? Si mientras seguimos en este estado, uno de los dos consigue una pareja, ¿eso genera celos? ¿nos lo contamos? ¿dejamos de tener sexo para ser monogámicos con mi pareja? ¿seguimos con el sexo entre amigos aunque tengamos pareja?».

4. Si hay amor, no hay amistad.

“Si bien puede generar un espacio de fortalecimiento de la amistad también puede generar la cuestión del enamoramiento, y entonces deja de ser amistad”, dijo Gómez al referir que se inica así una relación amorosa. Pero enseguida reiteró que también alguno de los dos puede salir lastimado. “Si hablamos de sexo casual, cada uno es adulto y sabe los riesgos que corre, cada uno puede tener sexo con quien quiera, cuando quiera, la recomendación es no dañar al otro. A lo mejor si estoy teniendo sexo con mi amiga y ella está enamorada de mi, entonces yo la estoy dañando, o viceversa. Cuando uno está enamorado y el otro no, pasa a estar desbalanceada la relación”.

5. Sexo responsable.
 
“Creo que el tema debe ser tomado con responsabilidad, después que cada uno lo viva como quiera. Responsabilidad significa cuidarse a uno y al otro. Saber que el sexo puede traer enfermedades sexuales. También saber que puede implicar procreación, hay que cuidarse. Y si bien todo apunta al preservativo, hay otras formas de cuidarse”. Por último recomendó a los más jóvenes “no mezclar el sexo con el alcohol, el viagra y las drogas. Cuando el alcohol se mezcla con el sexo es complicado porque deja de ser responsable”.

Fuente: La Capital

Temas relacionados