¿El Sur existe o no?

*Osvaldo Barroso, nuestro amigo y colega, en una entrevista que le realizó para el diario EL SUREÑO (ya desaparecido) en 1982, el doctor Bernardo Leiva, uno de los ciudadanos mas preclaros que tuvimos los sanrafaelinos a pesar de haber nacido en Entre Ríos, y relacionado con las desgracia de los sur mendocinos de estar tan lejos de los polos del poder provincial, me dijo: «estos 200 kilómetros que nos separan de la capital de nuestra provincia no son solo 200 kilómetros de distancia, sino 200 años de historia». ¡¡Cuanta razón tenia el viejo maestro!!..

A mas de 30 años de aquella entrevista llevada a cabo en su casa de calle 25 de Mayo, y revisando tramo a tramo preguntas y respuestas, me quedo como reflexión el propio pensamiento del doctor Leiva: «mientras el sur mendocino no busque equilibrar el peso de esta balanza que siempre beneficia al norte, nunca vamos a avanzar. Somos sur mendocinos dependientes del norte mendocino».

Y esto viene ocurriendo desde tiempos inmemoriales. Incluso cuando los surmendocinos tuvimos gobernadores nacidos en esta tierra, nunca pudimos lograr convencer a ningún gobernante que Mendoza no termina en el Divisadero de las Águilas y que para pisar fuerte no hay que tenerle tanto miedo al león que nos asusta con aquello de «no me pisen la cola».

Los sureños, a lo largo de la historia hemos tenido como gobernadores de Mendoza a Deoclecio García, Faustino Picallo, Ernesto Arturo Uelschi, Lafall y Celso Jaque (los primeros sanrafaelinos y el ultimo malarguino).

Ninguno de ello, a pesar del esfuerzo que habrán realizado, pudieron equilibrar esa balanza cuyo peso siempre favorece al norte.

No hemos tenido representantes desgraciadamente en la cima del poder que se enfrentaran a las corporaciones políticas, económicas, sociales y de cualquier tipo del norte provincial; siempre estamos en desventaja y ni siquiera el periodismo ha logrado poner en el cenáculo de la información el atractivo que rompa con el desequilibrio. Somos temerosos. No queremos pisarle la cola al león. El doctor Bernardo Leiva, que quiso independizar al sur mendocino del norte provincial, se encontró con opositores de ese mismo sur: LO TRATARON DE LOCO. Pero el loco presento sobre la mesa nuestras riquezas y el potencial socio económico y a pesar de esto el periodismo del sur mendocino prefirió mirar para otro lado para no sentirse perjudicado por el retiro de las pautas publicitarias del gobierno de la provincia de cualquier signo político que fuera, incluso del poder dictatorial, los representantes de las instituciones empresariales, sindicales ,sociales, y de cualquier otro tipo bajaron la testuz como un bajar de brazos ante la realidad.

En el farrago de los discursos políticos, en las criticas que se vierten denunciando al sometimiento norte contra sur, solo queda como reflexión final lo que dijo el doctor Bernardo Leiva hace mas de 30 años cuando soñaba independizar el sur mendocino del norte creando una nueva provincia: «Estas en inferioridad de condiciones para pedir algo así; nunca podrá ser; no porque los del norte no comprendan nuestra situación, sino porque son los sureños quienes no quieren reconocer que estamos mal. Los intrendentes van a mendigar, los represen tantes legisladores solamente van a levantar la mano, las instituciones empresarias, sindcales, de la cultura o lo que fuera callan todo. Y asi nunca seremos libres».

* Por Osvaldo Barroso, colaboración para Día del Sur Noticias.

Temas relacionados