El turismo y la aviación comercial van de la mano

Alberto G. Albamonte, un importante empresario hotelero se manifestó a favor de la apertura aerocomercial, de la cual San Rafael no podría quedar olvidado, dejando de discutir si un avión vuela a una hora u otra, sino que sería mucho más importante agregar mayor cantidad de frecuencias a nuestro departamento.

El presidente de Howard Johnson Argentina (cadena que cuenta con 39 hoteles en Argentina -además de otros 25 en construcción, uno de ellos en San Rafael, en el distrito Villa 25 de Mayo), Alberto G. Albamonte es uno de los empresarios más importantes de la industria del turismo en nuestro país.

Y como el turismo y la aviación comercial van de la mano (Gustavo Santos, ministro de Turismo de la Nación ha mencionado en muchas oportunidades la frase “conectividad o muerte”), no sorprende que Albamonte se muestre más que entusiasmado ante esta nueva etapa de apertura del mercado aerocomercial argentino que tiene como objetivo duplicar la cantidad de pasajeros en el cabotaje.

En ese contexto, desde Howard Johnson me han compartido esta nota escrita por él:

La medida concretada por el Gobierno Nacional en el sentido de autorizar a varias compañías aéreas a operar vuelos de cabotaje a distintos puntos del país muchos de los cuales no contaban con la posibilidad de utilizar la vía aérea para desplazarse, no puede ser mejor noticia para nuestra población.

El territorio de la República Argentina es uno de los más extensos del mundo ya que ocupa el séptimo lugar en superficie y sin duda la posibilidad de una fuerte competencia entre todos los prestadores aéreos; no solo beneficiará a millones de usuarios sino también al comercio, las inversiones, el turismo, el conocimiento cultural, y todos los beneficios adicionales que se dan en las distintas comunidades del país cuando se cuenta con un sistema de conectividad económico y eficiente. El turismo y la hotelería internacional son sin lugar a dudas uno de los mecanismos más idóneos para el mejoramiento del nivel de vida de todos los argentinos ya que no solo genera muchísima mano de obra –la que debe ser muy bien capacitada para brindar un servicio profesional – si no también un incremento notable en la concurrencia a espectáculos artísticos, puntos de interés, expresiones de la cultura regional y un enriquecedor intercambio entre los pueblos.
Alberto Albamonte – presidente de Howard Johnson Argentina

Los monopolios son siempre negativos sin importar si los mismos son privados o públicos ya que ambos someten a los consumidores a la dictadura de dichos monopolios que fijan arbitrariamente tarifas, horarios, y modo de prestaciones. En definitiva se utiliza el monopolio o no hay otra alternativa. Nuestro país cuenta con excelentes ofertas de gran interés turístico y cultural, lugares únicos en el planeta que no son aprovechados adecuadamente por falta de infraestructura y por escasa conectividad. Nuestra cadena hotelera – Howard Johnson – ha tenido estas consideraciones en cuenta para desarrollarse a lo largo y a lo ancho de nuestra patria generando fuertes promociones de lugares tan fantásticos como Villa General Belgrano (Córdoba) o Paraná (Entre Ríos), por solo citar 2 de los 39 lugares donde tenemos establecidos excelentes hoteles que combinan una prestación profesional, unas instalaciones de primer nivel y una tarifa accesible, tanto para los turistas como para las empresas que encuentran en nuestros Centros de Convenciones un lugar muy apto para organizar sus eventos.

Se suman a estos 39 hoteles las 25 obras en construcción en distintos puntos del país, uno de ellos en el distrito fundacional de San Rafael, La Villa 25 de Mayo, si como está sucediendo en este momento el Gobierno asume que el desarrollo del turismo y la hotelería son políticas de estado prioritarias estimo que para el 2023 el principal ingreso de divisas para Argentina será nuestra actividad.

Comentar

comentarios

Temas relacionados