El valor de la carne seguirá subiendo

Este miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó que la inflación del febrero pasado fue del 6,6 por ciento, donde el factor «alimentos» fue clave, ya que ese ítem subió un 9,8 en un solo mes. En ese marco, el precio de la carne fue protagonista: por ejemplo, en el Gran Buenos Aires aumentaron un 21,1 por ciento. La gente se esta acostumbrando a solo ver la carne en fotografías.

Estiman que en el primer trimestre del 2023 el aumento de la carne va a totalizarse en un 60 por ciento, pero se evalúa que para el segundo trimestre (abril-junio) va a haber un 15 o 20 por ciento más, por lo que la carne va a seguir aumentando. Muchachos paren la mano que va a explotar todo y ustedes todavía no se han dado cuenta, ya que viven en barrios privados, no caminan la calle, no escuchan noticias, solo miran por internet el precio del dólar blue, escuchan Spotify, miran Netflix y cuando intentan mirar algo en la TV Nacional  quieren ver GH…

Aducen que la sequía y el impacto de la guerra Rusia-Ucrania, hay especulación por parte de la Mesa de Enlace y grandes productores, ya que ahora hay caída de stock de carne y aumento de precio por la cantidad de animales que faenaron a final de 2022 por miedo a la falta de pastura, cuando podrían haber aguantado.

En diciembre la carne estaba más barata porque había más oferta, pero ahora sin tantos animales de pie, el precio sube. Los aumentos del animal se trasladan al frigorífico y a las carnicerías.

La Mesa de Enlace ve una debilidad en el Gobierno y le saca provecho, como ya pasó con el dólar soja. Hay que parar esto, el precio del kilo de novillo en pie estaba a $309 a fin de año y la semana pasada subió a $418.En definitiva les importa poco y nada que le sucede al pueblo, pero mientras tantos los inservibles están ocupados en que lugar ocupan en las próximas elecciones, mientras algunos sectores han comenzado a pasar hambre.

Las mentiras sobran para fundamentar los aumentos ahora aducen el aumento de los costos de los alimentos para los animales, la situación climática (sequía)- aunque hay que ver qué sucederá de ahora en más con el clima- el alza en los costos de producción en la industria (mataderos y frigoríficos), el comportamiento de la exportación (que el precio de la exportación no nos empuje el precio local), y desde el Estado deberán hallar el modo de armonizar a situación, por que poca paciencia le está quedando a los argentinos.

 

Temas relacionados