Elizalde avaló los proyectos mineros de Malargüe

El ministro de Ambiente aseguró que el impacto es nulo y que han cumplido todos los requisitos. Sin embargo, se desentendió de la explotación: «Eso lo verá el próximo gobernador», expresó. Esta semana empezará la discusión en la Legislatura.

Guillermo Elizalde, ministro de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales de la provincia, aseguró que es «nulo» el impacto ambiental de los dos proyectos mineros que el Gobierno está impulsando en Malargüe.

Sin embargo, evitó anticipar una habilitación concreta para la explotación de esas minas: «Eso lo va a determinar la prospección, hoy es una aventura, sería una irresponsabilidad decir eso ahora. Seguramente esa etapa la verá el próximo gobernador», expresó.

Elizalde es uno de los dos ministros que deben intervenir el proceso de evaluación de la actividad minera. El otro es Marcos Zandomeni, de Energía. El titular de Ambiente especificó al respecto que los proyectos mineros de Malargüe ya tienen la aprobación de la direcciones de Protección Ambiental y de Minería y que, por lo tanto, las declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) recalarán esta semana en la Legislatura.

Con las expresiones de Elizalde, se confirmó el giro del Gobierno provincial en pleno a favor de la minería. El ministro de Ambiente aseguró que «se tiene que abrir el juego y el debate maduro con participación no sólo de las fuerzas políticas, sino también de las organizaciones sociales y de las universidades».

«Se tiene que hacer lo mismo que con el plan de ordenamiento territorial», expresó el funcionario, en relación al programa que ya está en la Legislatura y que busca darle concreción a la ley de Uso del Suelo.

Impulso oficial

El impulso oficial es claro. Para hoy el Gobierno ha previsto la presentación de los proyectos en el Centro de Congresos de Malargüe, en una movida que incluye una visita de periodistas organizada por el Poder Ejecutivo a los lugares donde se planea abrir las minas.

No sólo está el Gobierno implicado en esto: el apoyo del intendente oficialista Juan Agulles al desarrollo minero es muy fuerte, al punto que tiempo atrás impulsó la modificación de la ley ambiental 7722 para bajar los requisitos que hoy implica el desarrollo de esta industria en Mendoza.

Elizalde ratificó de todos modos la «vigencia absoluta» de la ley 7722, que impide el uso de sustancias contaminantes en la minería y que es un duro escollo para el desarrollo de la minería metalífera. También recalcó que, de pasarse a la etapa de explotación en Malargüe, hay que volver a elaborar las DIA y darle intervención directa en el proceso la gente, a través de audiencias públicas.

Los proyectos

Cerro Amarillo y Hierro Indio se denominan los dos proyectos mineros situados en Malargüe. En el caso de Cerro Amarillo están implicados capitales estadounidenses para extraer cobre. Hierro Indio, en cambio, apunta a la extracción de hierro de «concentración muy alta», según indicó el ministro de Energía este fin de semana.

Oficialmente hay mucho interés por la inversión internacional. “Son 11 millones de dólares en cuatro meses derivados a exploración, 100 personas a contratar, y el impacto ambiental es mínimo”, afirmó Zandomeni a MDZ.

Elizalde precisó por su parte todos los requisitos que cumplieron los emprendimientos. Sobre Hierro Indio dijo que «ya pasó el procedimiento de evaluación ambiental y la manifestación específica respecto del recurso hídrico, que habla de un impacto nulo porque no altera los cauces. Es técnica y ambientalmente viable».

Este proyecto se ubica a 20 kilómetros de la ciudad de Malargüe y allí ya hubo una mina que fue explotada entre los años 40 y 70. En 2009 se planteó su reactivación y en la etapa de prospección o exploración se harán distintas mediciones y se extraerán pequeñas muestras, siempre y cuando la Legislatura autorice la DIA.

Cerro Amarillo, en tanto, se encuentra a 60 kilómetros de la ciudad de Malargüe y apunta a la extracción de cobre. Elizalde dijo que desde 2006 se vienen produciendo dictámenes sectoriales que también darían luz verde, al menos para la etapa de exploración.

Espera legislativa

En la Legislatura esperan señales del Poder Ejecutivo para discutir los proyectos mineros de Malargüe.

Consultado al respecto, el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, confirmó que el objetivo del Gobierno es impulsar ambos emprendimientos, aunque todavía no se define en el ámbito del Ejecutivo si el ingreso de las DIA será la Cámara Baja o el Senado.

«Depende de dos ministros: Zandomeni y Elizalde. Uno lo impulsa como ministro de Energía y el otro tiene que establecer los límites o controles ambientales. Creo que está bastante resuelto el trámite», expresó Tanús.

Además, el jefe de la Cámara Baja afirmó que espera que «no haya objeciones» por parte de la oposición, dado que las DIA son para exploración, no explotación, y por lo tanto no hay uso de sustancias químicas. «Recién si encuentran materiales rentables viene la explotación y entran a tallar otros aspectos», explicó Tanús.

El legislador agregó que el Gobierno provincial todavía no ha mostrado ninguna carta respecto del proyecto San Jorge de Uspallata, que también ha tomado nuevo impulso, a partir del giro a favor de la minería que dio el gobernador Pérez.

Fuente: MDZ

Temas relacionados