Empleados públicos: los rehenes de siempre

Los afiliados de OSEP en el sur provincial se perjudican siempre.Los estudios complejos deben hacerlos en Mendoza por que la obra social, no paga en tiempo y en forma a los prestadores locales y por ello no brindan servicios.

Pareciese que vivir en el interior de Mendoza, no es lo mismo que residir en la Capital, cada vez que un afiliado debe realizarse una prestación, comienza el largo camino de concurrir a la Obra Social de los Empleados Públicos, ubicada en calle Entre Ríos a autorizar la órden, para luego asistir al prestador, y se halla con la novedad de que no atiende a esa obra social, por falta de pago,y en la mayoría de los casos, le cobran un «SobrePlus» más la órden autorizada que luego le cobran a la obra social.

Por ello indicamos, que los afiliados son rehenes de la obra social, por que se hallan cautivos, sin poder optar por otra obra social.

La solución que les dan, es viajar a la ciudad de Mendoza, donde le realizan los estudios correspondientes, donde están habilitados todos los servicios, ya que como se hallan en el centro neurálgico, todos los prestadores están con sus cobros por prestaciones al día, cosa que no sucede en el sur provincial, lo que demuestra que existe una discriminación y que OSEP tiene afiliados de primera y de cuarta, para unos servicios de primera y para otros(los del Sur) de cuarta.

Dicen las autoridades de OSEP en San Rafael, que le reintegran los gastos solo de traslado, que se le producen al afiliado,(pasajes o combustible), más la pérdida de tiempo que sufre el afiliado al tener que viajar.

A los empleados publicos, mes a mes, les descuentan en tiempo y forma el aporte para obra social, y no pueden recibir las prestaciones como en el norte, ya que la obra social, no paga a los profesionales, como debería hacerlo para que sus afiliados tengan los mismos servicios en toda la provincia.

También es cierto, que los afiliados no pueden elegir a sus autoridades en la obra social, y que depende del gobierno de turno, el que pone a dedo a los delegados de cada una de las filiales que se hallan distribuidas en todo el territorio mendocino.

Temas relacionados