En Malargüe elaboran Charqui

El charqui, charque o charquican (del quechua charki, «cecina»)​ es un tipo de carne deshidratada típico de las regiones andina y meridional de América del Sur originaria del Perú precolombino para conservar la carne por períodos prolongados. El charque es el trabajo de secar la carne con sal y al sol. Consiste básicamente en la deshidratación de la carne con sal, para lo que se la expone al sol durante varios días. Es un plato ancestral que hoy se está elaborando en Malargüe. Elsa «Chiquita» Roger lo prepara y lo vende en su domicilio. Elsa es más conocida por ser una de las Cantoras Malargüinas, y no a querido que esta tradición se pierda, y además es una importante fuente de ingresos.

Esta forma de cocinar la carne se utiliza en el norte argentino, Bolivia, Peru y chile. Pues las condiciones de baja humedad del ambiente favorecen el proceso. Hoy podemos apreciar el trabajo gracias a un video que compartió en las redes sociales Eduardo Coria de Malargüe, quien con su labor pone en valor este trabajo.

Para hacer buen charque lo único que tenes que hacer, es cortar la carne ya sea de cerdo, vaca o cordero, en el vecino país de Chile, en muchos casos lo hacen con carne de caballo. Según señalan para prepararlo debe quedar en una forma que te quede más o menos fina, luego ponerla en sal gruesa en abundante cantidad en un recipiente grande, cubrirla con la sal por debajo y por arriba, dejar reposar unos días.

Hasta no hace mucho tiempo en regiones donde no existía forma de mantener la carne (heladera o Freezer) la misma era cocinada en sal y secada al sol. En el sur de nuestro país, es más común el ahumado para su conservación.

Normalmente se hacia en invierno junto con la carneada, para que el calor y las moscas abundantes en verano no descompusieran la carne.

De esta manera no se producía desperdicio y podían tener carne a discreción en epocas en que los animales estaban flacos o en época de reproducción.

Para poder comerlo se vierte un caldo caliente sobre el charqui, se cubre con una película de film de cocina y deja en remojo por 10 minutos hasta que el charqui se haya ablandado y solo queda degustar el exquisito plato.

Video gentileza Eduardo Coria

Temas relacionados