En Mendoza minimizan la alianza PRO-UCR en Córdoba

Mientras que el macrismo asegura que habrá avances, los radicales indican que las definiciones llegarán en marzo. Abonan la idea de que Cobos-Binner compitan contra Macri en las PASO.

Marcos Juárez, la ciudad cordobesa con 27 mil habitantes, fue el laboratorio electoral con el que el PRO ensayó las posibilidades de una alianza con un sector afín de la UCR. La victoria fue tomada por Mauricio Macri con proyección nacional, es decir, la posibilidad de que ese modelo pueda extenderse a otras provincias. En Mendoza, sin embargo, hay opiniones divididas en los referentes partidarios sobre el impacto concreto que pueda tener esta elección en el escenario local. Para algunos, el PRO está avanzando en un acercamiento con la UCR. Para otros, falta mucho para definir nuevos frentes y no se trata de un laboratorio a aplicar en Mendoza, al menos por ahora.

Contextualicemos. La alianza electoral que el macrismo logró se dio con el sector del diputado nacional Oscar Aguad, uno de los radicales más afines a la idea de que la UCR tiene que pactar con el PRO. Aguad, de hecho, estuvo en el último desayuno de la Coviar en la vendimia pasada, donde confluyó con el jefe de gobierno porteño. El cordobés ha sido muy cercano de Julio Cobos en el Congreso de la Nación, pero mientras el ingeniero hoy recorre la ruta 40 con Hermes Binner en plan de campaña, Aguad propone que esa misma fórmula compita contra Macri -que todavía no define vicepresidente- en las PASO para ordenar a la oposición. Mientras el presidencialbe Ernesto Sanz -también con cierto feeling por Macri- acotó el triunfo a los márgenes de ese distrito cordobés, Aguad por el contrario señaló que es el primer paso para construir un frente provincial.

Con todo, los dirigentes consultados mantienen diferentes posturas en torno al impacto que pueda tener la elección de ese distrito cordobés en Mendoza.

En el PD-PRO señalan que habrá avances

Para el demócrata Richard Battagion, el triunfo logrado por el candidato macrista Pedro Dellarossa «es una buena noticia para los que apoyamos la candidatura de Macri». Sin embargo, el titular del PD sostuvo que «no veo que ese proceso -de acercamiento entre la UCR y el PRO- se de automáticamente en Mendoza».

Por el contrario, el senador macrista Gustavo Cairo aseguró que los contactos informales que se están dando entre ambas fuerzas auguran la posibilidad de un frente electoral en Mendoza y que aquí se sentirá el eco del triunfo en Córdoba. «Creo que sí, espero que sí. No hay muchas diferencias con la UCR, hay grandes coincidencias y también con el PD. Hay quienes hacen esfuerzos para estar en un frente en común. En la UCR también lo piensan más allá de que tienen disidencias internas pero se va a ese camino», analizó el nuevo presidente del PRO en Mendoza.

En la UCR, bajan un cambio

Más escéptico se muestra Sergio Pinto, al frente del radicalismo provincial. El paceño bajó un cambio a las expectativas generadas desde el macrismo por el triunfo electoral -en rigor, votaron 23 mil electores en Marcos Juárez, mientras que departamentos como San Carlos, Rivadavia, Junín o Lavalle superan esa cifra- y comparó el triunfalismo de Macri con la victoria en Perico de Carlos Menem. «Marcos Juárez no es tan importante», relativizó.

Para el radical, recién en febrero o marzo habrá definiciones a nivel local sobre la posibilidad concreta de realizar alianzas de cara a las PASO. El debate parece zanjado a nivel de UNEN -después de sonadas diferencias públicas entre Cobos, Pino Solanas, Lilita Carrió, entre otros-, pero Pinto recalcó que el escenario real puede darse luego de la vendimia. «Estoy convencido de que en este país, el escenario de marzo va a determinar cuáles son las posibilidades de alianza para todos los partidos», evaluó.

Cobos-Binner tiene que ir a las PASO contra Macri

Algo de ese escepticismo comparte Battagion. Es público y notorio de que Macri está tratando de convencer al radicalismo de que es bueno una PASO con las fuerzas que no son peronistas-kirchneristas con una candidatura que le daría a la oposición la seguridad de ser gobierno, si la oposición no se divide. Ese proceso está en desarrollo. Hay radicales que lo entienden y otros que no. Pero en la vida provincial, no veo que ese proceso de maduración de una idea de convergencia tenga un correlato automático. Junto con el PRO, nos vemos trabajando en una tercera vía», definió el demócrata.

Cairo aseguró que trabaja para «unificar el voto no peronista». Hay un matiz de diferenciación con su socio demócrata y se traduce en que «el no peronismo necesita una fuerza no sólo para ganar elecciones sino para gobernar con el PRO y la UCR y quizas la Coalición Cívica», mientras apoya la postura de Aguad. «Pero mientras no se de ese escenario, seguiremos construyendo en las distintas provincias. Hoy Macri está muy por encima de los otros candidatos no peronistas», concluyó. Y se animó a cuestionar la alianza que la UCR hoy mantiene con Libres del Sur, a su vez críticos del acercamiento radical al macrismo.

En la UCR, habrá definiciones después de la vendimia

El radicalismo por su parte primero tiene que pasar un congreso partidario. Pinto destacó que será ordinario y la fecha se fijará por estos días, pero no habrá grandes definiciones. «Cada partido tiene que trabajar hoy primero que nada en tratar de contener un país que se está yendo al diablo y una provincia que está fundida. Y luego ver las alternativas para generar una expectativa de gobierno. Si otros sectores políticos están pensando en acompañarnos, bienvenidos. Hoy estamos trabajando con los amigos de UNEN y en su momento evaluaremos cuál sera el alcance de las alianzas que haremos».

¿Y las PASO?

Las dudas de la oposición apuntan a su vez al escenario local. El Gobierno primero tiene que definir la compleja instrumentación de las PASO en Mendoza. Por lo pronto, el gobernador Francisco Pérez confirmó la semana pasada que no tiene apuro y que recién se reglamentará en marzo. Sucede que el oficialismo también mirá de reojo, por un lado, el mapa político y económico nacional y, con el otro, los movimientos de la oposición vernácula.

Temas relacionados