En Mendoza se invertirán $22 millones para combatir las adicciones

En Buenos Aires, el mandatario provincial firmó junto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner un convenio para la construcción de tres Casas Educativas Terapéuticas (CET) que se ubicarán en Godoy Cruz, Maipú y San Rafael.

El gobernador Francisco Pérez firmó junto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner un convenio para la construcción en Mendoza de tres Casas Educativas Terapéuticas (CET) que se ubicarán en los departamentos de Godoy Cruz, Maipú y San Rafael, e implican una inversión total de $22.000.000 (para cada CET se destinarán aproximandamente $7.600.000).

Estos CET son espacios de contención y acogimientos para mitigar el
consumo de drogas y/o alcohol en contextos de alta vulnerabilidad
social. Para ello, se promueven acciones de restitución de derechos (a la salud, a la educación y al trabajo) que favorezcan la formulación
de un proyecto de vida individual y comunitario sin las consecuencias
nocivas del consumo.

Esta suscripción entre el Gobierno Provincial y Nacional, que se realizó en la Casa Rosada, fue parte de la presentación del Programa Recuperar Inclusión, el que se pone en marcha a través del Sedronar (Secretaría de Programación para la Prevención de La Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico) y que prevé la construcción y la puesta en marcha en todo el país de 60 Casas Educativas Terapéuticas (CET) y de 150 Centros Preventivos Locales de Adicciones (CEPLA).

«La de inclusión, que es el gran articulador social y no hay mejor antídoto que lograr que más gente se sienta incluida.Dejemos de lado todas las voces que convoquen las noches de los cristales. Queremos y necesitamos que cada uno llame a la paz, a la concordia, al entendimiento y a la inclusión», indicó la Presidenta en su discurso.

Luego, haciendo referencia a la importancia del enfoque con el que está trabajando el Sedronar junto a las provincias y los municipios, la jefa de Estado agregó: «Todo lo que sea generar violencia se espiraliza. La inclusión tiene que ver con todos, con una sociedad que no deje a nadie en la periferia. No hay mejor antídoto contra la violencia que todo el mundo se sienta incluido».

Temas relacionados