Escándalo en el INCAA por una estafa millonaria

Un mail anónimo dirigido a dos ministros, autoridades del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y varios periodistas, contenía información precisa y documentos de las contrataciones y los pagos.

Un mail anónimo dirigido a las autoridades del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) pero también a los ministros Pablo Avelluto y Enrique Avogadro, responsables de las carteras de Cultura de Nación y Ciudad, además de a varios periodistas de diferentes medios, mostraba con documentación una estafa millonaria en ese organismo.

Según Infobae, el denunciante anónimo se despachaba con el detalle de una serie de compras de papelería cuyo monto total era de casi 7 millones de pesos, realizadas en apenas 4 meses y con estrategias especiales para evitar el obligado proceso de licitaciones: ninguna factura superaba los 500 mil pesos.

Los empleados denunciados eran cinco, entre ellos dos gerentes. Las primeras consecuencias fueron las renuncias en los casos de los gerentes, la suspensión por 30 días y el desplazamiento a otra sección en otros dos empleados -mientras sigue adelante la investigación- y la interrupción del contrato de la quinta, una medida que dentro del INCAA y entre los opositores al Gobierno es leída como un despido. Todo esto sucedió en diez días, los que van entre la llegada del mail y la definición del organismo.

Eran quince expedientes que daban cuenta de lo que denunciaba el mail anónimo: “Gastos De Imprenta Gerencia Internacional Enero-abril 2018 $6.487.600”, que, traducido en cosas concretas, da cuenta de que esa es la cifra por la que se pagaron folletos, catálogos, tarjetas, lapiceras, cuadernos, pendrives y toda una serie de elementos de imprentas destinados a marketing en los festivales de cine o eventos de marketing audiovisual de los que participaba Argentina. Miles y miles de trípticos y folletos para repartir en escenarios que difícilmente podrían absorber semejante arsenal de información impresa. “Eran para Bogotá, para Cannes, tarjetas, posters… inventame lo que quieras, pero no hay modo de que te den 7 millones… por más que necesites tener materiales de promoción”, explicaron al medio porteño fuentes del INCAA.

La Oficina de Anticorrupción deberá determinar si estos empleados estaban relacionados con las compañías que aparecen como proveedoras de los materiales por los casi 7 millones de pesos.

La denuncia y el consiguiente escándalo en el Instituto Nacional del Cine y Artes Audiovisuales llega justo un año después de otro escándalo por defraudación que derivó en la salida del entonces presidente del INCAA, Alejandro Cacetta, quien días atrás fue acusado por la Oficina Anticorrupción por una serie de contratos millonarios de más de 9 millones de pesos.

Por Medios

Comentar

comentarios

Temas relacionados