Escándalo en la FIFA: aseguran que Grondona cobró U$S 15 millones/Extradición

Un escándalo de corrupción sacude a la FIFA y los rebotes llegan también hasta Argentina. En el informe que presentó el Ministerio de Justicia de Estados Unidos, el que pidió la extradición de 14 involucrados para juzgarlos, menciona que los presidentes de las federaciones de Argentina y Brasil recibieron en 2013 unos 15 millones de dólares para la organización de las cuatro Copas América de 2015 a 2023. Además, se menciona que «un alto oficial de larga trayectoria de la FIFA y de la AFA» pidió un «soborno de siete cifras» por la Copa realizada en 2011 en Argentina.

Grandes biblioratos negros estaban ubicados en una mesa a un costado del lugar donde la fiscal general (ministra de Justicia) de Estados Unidos, Loretta E. Lynch, habló ante prensa de todo el mundo en la Corte de Brooklyn. Contenían la acusación del Ministerio de Justicia hacia nueve dirigentes y exfuncionarios de la FIFA y el destino eran las manos de los periodistas. En una de sus páginas, estaba la acusación hacia un dirigente de «alta trayectoria en AFA y FIFA».

Enseguida, los periodistas argentinos congregados allí comenzaron a especular con que no podía tratarse de otro hombre que no fuera Julio Humberto Grondona, vicepresidente de la FIFA desde 1988, y mano derecha de Joseph Blatter, y a cargo de la AFA desde 1979, quien murió hace menos de un año. Sin embargo, y como su nombre no aparecía en los informes, los miembros del Departamento de Justicia norteamericano evitaron hacer alguna referencia ante la pregunta sobre el tema en conferencia de prensa: «No vamos a hacer comentarios sobre nadie que no esté incluido en el pliego de acusaciones».

Más adelante en una de las 164 páginas del informe que el Ministerio de Justicia de Estados Unidos publicó en internet, en el punto 249 el asunto queda un poco más claro. Sin nombrarlo, se menciona al por entonces titular de AFA en un pago de sobornos por 20 millones en total para los presidentes de cada una de las federaciones sudamericanas y para otro directivo de Conmebol.

«Datisa acordó pagar 100 millones de dólares en sobornos a oficiales de Conmebol -todos oficiales de FIFA- a cambio del contrato de Copa América firmado en 2013: 20 millones por la firma del contrato y 20 millones por cada una de las cuatro ediciones del torneo», dice el informe. Y agrega: «Cada pago de 20 millones fue dividido en sobornos de esta manera: 3 millones para cada uno de los «top» oficiales de Conmebol: el presidente de la Confederación y los presidentes de las asociaciones de Brasil y Argentina; 1,5 millones de dólares a cada uno de los otros siete presidentes de las federaciones de Conmebol; y 500 mil dólares para un undécimo oficial de Conmebol».

Lo que se puede asegurar es que dos de los nueve imputados eran del riñón de Grondona. Nicolás Leoz y Eugenio Figueredo mantuvieron una relación muy cercana con el expresidente de la AFA, tanto es así que viajaron exclusivamente a Buenos Aires para despedir sus restos el 31 de julio de 2014. «Argentina y Sudamérica han perdido a un hombre que ha honrado la causa del fútbol sudamericano con una excelencia que perdurará en el tiempo con una insondable huella», escribió aquel día Figueredo, cuando todavía era presidente de la Conmebol. Luego, ocupó el lugar de Julio Grondona en la vicepresidencia de la FIFA.

Cancillería inició el proceso de extradición de los argentinos implicados en el escándalo FIFA

La Embajada de Estados Unidos en nuestro país envió hoy a la Cancillería argentina los pedidos de detención solicitados por la justicia norteamericana para Hugo Kinkis, Alejandro Burzaco y Mariano Jinkis.Los mismos fueron remitidos de inmediato al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi para que proceda con los mismos.

Fuentes de la cartera que conduce Héctor Timerman confirmaron a Télam que recibieron esta noche los pedidos de detención para los tres argentinos acusados de sobornar a dirigentes de la máxima entidad del fútbol mundial, y que la documentación fue enviada en el acto a Martínez de Giorgi, titular del juzgado federal 8, que se encontraba de turno en ese momento.

Tanto Alejandro Burzaco, presidente de Torneos y Competencias S.A como Hugo Jinkis y su hijo Mariano, directores de la empresa Full Play, son señalados por la justicia estadounidense por haber realizado supuestos pagos ilícitos a funcionarios con participación dentro de FIFA o en algunas de las organizaciones que la componen.

Los dirigentes detenidos, con pedido de extradición a Estados Unidos, son el uruguayo Eugenio Figueredo (vicepresidente de la FIFA); Jeffrey Webb, de las Islas Caimán; el brasileño José María Marín, el costarricense Eduardo Li, el nicaragüense Julio Rocha, el venezolano Rafael Esquivel y el británico Costas Takkas, según informó el Ministerio de Justicia suizo.

Los otros dos empresarios involucrados son el estadounidense Aaron Davidson, presidente de Traffic Sports USA; y el brasileño José Margulies, de Valente Corp. y Somerton.

 

 

 

 

 

 

Temas relacionados