Escasean los cigarrillos y en algunos lugares venden a $500 el paquete

La Unión de Kiosqueros de la República Argentina (Ukra), informó que en la mayoría de las provincias del país, desde este fin de semana ya escasean los cigarrillos a la par que denunciaron que a partir de esa situación hay lugares donde se cobra hasta $400 por un atado.

Néstor Adrián Palacios, directivo de Ukra, señaló que este fin de semana “se terminan los cigarrillos en todo el país. Ya no quedan en Río Gallegos, Chaco, Santa Fé, Rosario y otras plazas. En Provincia de Buenos Aires y Caba se terminaron el sábado. Sólo en algunos quioscos quedan Lucky Strike de sabor limón y crisp green, sólo sabores raros”.

En cuanto a los sobre precios en los cigarrillos, desde Ukra, señalaron: “Recibimos denuncias de Chaco, San Juan, Caba, provincia de Buenos Aires por abusos desmedidos en precios. No avalamos ningún aumento. Hasta ahora el que lo había vendido más caro era de $400 en el Chaco. Un atado como caro puede estar $195, el más caro”.

Hace dos días, un quiosco de la localidad sanjuanina de Concepción, tuvo una larga fila de compradores que hasta pagaron un atado de Marlboro de 20 cigarrillos a $500 y uno de 10 a $250, según contó el sitio 0264noticias.com.ar.

La falta de stock de cigarrillos en los grandes centros urbanos, por la paralización de esa industria, las organizaciones dedicadas a la logística ilegal se están volcando cada vez más al sector tabacalero.

El contrabando de cigarrillos igualmente encabeza el ranking de los productos que más se trafican ilegalmente, según la Asociación Latinoamericana Anticontrabando (ALAC). En números representa «el 54 por ciento del mercado de Brasil, el 24% del chileno y el 12 del argentino».

En distintos procedimientos realizados en los últimos 15 dias, Prefectura y Gendarmería ​secuestraron 81.000 paquetes de cigarrillos paraguayos por valor de unos 12 millones de pesos. La mayoría fueron decomisos chicos, en camionetas, dado que los expertos en logística saben que lo primero que se está parando en la ruta son los grandes camiones.

La Cámara de la Industria del Tabaco (CIT), indica que cada día que los cigarrillos no salen de la fábrica el Estado pierde 700 millones en impuestos ya que el 80,4% del valor de venta de los cigarrillos en la Argentina corresponde a distintos impuestos y fondos especiales de recaudación estatal.

El segundo argumento se relaciona con la esencia misma de lo que es ser un fumador: «Si no hay cigarrillos en un kiosco, el fumador va a ir a otro y a otro y a otro. Va a circular y eso es precisamente lo que se quiere evitar con la cuarentena, ¿no?», apunta con astucia Palacios desde UKRA.

Por medios

Comentar

comentarios

Temas relacionados