Estacioneros: “todavía hay un atraso en los precios de un 9%”

Ante la situación económica de incertidumbre que se transita en la Argentina, es indudable que todos los comerciantes pretendan mayores ganancias, pero el pueblo no puede pagarlas, debido a que sus ingresos están diezmados y no se advierten perpectivas de “cambio”.

El presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines (FECAC), Gabriel Bornoroni, advirtió que pese a los aumentos de las naftas de entre un 7 y un 8,5% que están aplicando las petroleras este fin de semana, “todavía hay un atraso en los precios de un 9%”. A pesar de que ya se registraron 14 subas en lo que va del año, los combustibles volverían a subir antes del 2019.

Luego de aclarar que “los expendedores de combustibles somos meros intermediarios, los precios los ponen las petroleras”, explicó que “con estos incrementos, hoy como están las cosas deberían aumentar otro 9%”. La suba es la número 14 en el año, lo que asciende el incremento a un 60,4% promedio en 2018.

“No lo van a hacer de inmediato, pero se va a ver reflejado en uno o dos meses”, anticipó Bornoroni.

Bornoroni dijo además, por radio Mitre, que pese a que cayó tanto la cotización del dólar como la del petróleo en el mercado internacional “los precios de las naftas no bajaron porque venían atrasados”.

En septiembre, cuando el dólar cotizaba cerca de los $ 40 y el petróleo en torno a los u$s 70 por barril, las naftas subieron su precio en surtidor más de 10% en promedio. En lo que iba del año hasta ese momento el incremento acumulado era de 62% para las súper y 66% para las premium.

Este fin de semana se espera que aumenten entre un 7 y un 8,5%. Eso pese a que el dólar perdió un 6,43% hasta ayer y cotizó a $ 36,68, y el petróleo un 10% para que el barril valga u$s 63,69. En el año, el dólar ganó 95% tras arrancar a $ 18,76. En tanto que el petróleo, que tuvo altas y bajas, hoy opera sólo tres centavos de dólar por encima de enero.

La petrolera que ya subió sus precios es Axion, que remarcó un 5% la nafta súper, 7% el diésel, 3,6% para la nafta premium y 4,1% el diésel premium. En las próximas horas lo harán otras como YPF -que tiene el 55% del share de mercado- y Shell.

Las ventas de combustibles (naftas más gasoil) cayeron 11,5% en septiembre en relación con agosto y un 9,3% con respecto al mismo mes del año pasado, con un fuerte derrumbe en el caso de la nafta premium que llegó al 17,5% sobre agosto y al 27,6% en términos interanuales. Esta caída de las ventas se explica por la recesión y por la disminución del poder de compra de los consumidores.

Fuente: Ámbito Financiero

Comentar

comentarios

Temas relacionados