Eudeba presenta Boris, el primer lector digital de una editorial argentina

El dispositivo con tinta electrónica, pantalla táctil de 6 pulgadas, wifi y retroiluminación costará $2.100. La marca homenajea a Boris Spivacow, ex gerente general y uno de los principales impulsores del sello universitario en las décadas del ’50 y ’60.

Este domingo, en la Sala Alfonsina Storni, durante la Feria Internacional del Libro, en Capital Federal, llega “Boris”. La marca de la Editorial Universitaria de Buenos Aires  (Eudeba) está inspirada en Boris Spivacow, primer gerente de la Editorial Universitaria de Buenos Aires durante ocho años y fundador del Centro Editor de América Latina (CEAL), que editó incluso durante la última dictadura que le quemó un millón y medio de ejemplares.

“Boris” contará con dos dispositivos. Uno es el lector digital “Boris 611 L” con tinta electrónica, pantalla táctil de 6 pulgadas, wifi y retroiluminación, que permite guardar cientos de libros con una autonomía que puede alcanzar las cuatro semanas y 20 títulos en forma gratuita.

La otra herramienta es la tablet “Boris T811W”, que posibilita leer libros digitales y también usar contenido multimedia y aplicaciones de Windows, incluyendo el paquete Office 365 con licencia por un año.

Asimismo, el sitio web “Libreriaboris.com.ar” será destinado especialmente a los títulos digitales, con los que se podrá acceder a la compra de los e-books de las principales editoriales argentinas.

“Es una pantalla que no brilla. Es lo más parecido que hay en papel, pero en electrónica”, explicó la vendedora  Agustina Quinteros, en el stand 1.022 del pabellón Verde.

“`Boris´ permite que al no tener consumo de pantalla luminosa la durabilidad de la batería sea cerca de un mes. Es mucho más cómodo por el lector. Al sol se lee perfecto. No es como una tablet que por las diferencias de luces no la podés leer”, agregó.

A casi 100 años del nacimiento Boris Spivacow, la editorial que popularizó la lectura en los años ’60 bajo el lema “un libro al precio de un kilo de pan”, se convertirá ahora en la primera del país en tener dispositivos electrónicos propios para su catálogo digital. Competirá con dispositivos extranjeros como el Kindle o el Papyre, que, a su vez, con múltiples accesibilidades, luchan por convencer a los lectores que aun aman el olor a libro o las caricias del papel.

“`Boris´ está ajustado al público lector. No tiene funciones adicionales ni procesador de texto pero lee cualquier tipo de formato en texto”, dijo Quinteros.

“Emula lo que uno puede hacer con el libro, es decir, subrayar algo, buscar una palabras o hacer una nota la pie de página”, describió.

Nota y foto: Matías Gómez

Temas relacionados