Ex presidente de CAME: “Es indispensable un movimiento productivo con participación para cambiar la política actual”

En un contexto de cierre de Pymes, morosidad similar a 2001 y alta capacidad ociosa, Osvaldo Cornide habló con Política Argentina, comparó las políticas de Macri con las de Martínez de Hoz y Cavallo y dijo que la promesa de mejora para 2019 es “absolutamente falsa”. Criticó la “ausencia de liderazgo” en el empresariado y pidió “una actitud más participativa y protagónica” del sector.

En medio de, tal vez, el peor momento que enfrentaron las empresas argentinas de 2001 a esta parte, cuando hay cifras récord de cierre de Pymes, morosidad para afrontar sus gastos, alta capacidad ociosa y caída de la productividad, un histórico dirigente y ex presidente de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) criticó con dureza las políticas económicas de Mauricio Macri y las comparó con el rumbo que en su momento tomaron Alfredo Martínez de Hoz y Domingo Felipe Cavallo, pero también cuestionó la “ausencia de liderazgo” del empresariado para plantarse ante esta crisis y pidió “una actitud más participativa y protagónica” del sector.

“Yo creo que es indispensable un movimiento productivo con participación para cambiar la política actual”, evaluó Osvaldo Cornide en diálogo con Política Argentina, pedido que argumentó al explicar que “todas las voces sueltas no son importantes si no tienen una organización, no pueden influir definitvamente para que se cambie esa política, política que ya tiene sus antecedentes en la época de Martínez de Hoz y de Cavallo, pero ahí las entidades tenían una actitud mucho más participativa y protagónica en la política que en la actualidad”.

– ¿Cómo observa el estado de industria, la Argentina y las decisiones en general de la administración Cambiemos?

La políica de la actual gestión estuvo desde el principio equivocada, se sabía que iba a ir al fracaso. De todas maneras, en una primera parte, con el gran endeudamiento que hicieron con préstamos del exterior y el arrastre que tenía la actividad económica con la anterior gestión, tuvimos tranquilidad. Pero desde ya, la política de manejo económico, la falta de pericia para controlar la situación, nos lleva a este escenario. Pero sobre todo la abrupta caída del poder adquisitivo, tanto de los jubilados como de los trabajadores, hizo que se achicara el mercado y se produjera el cierre de empresas, fábricas, comercios, el aumento de los desocupados, etcétera

– Bueno, pero el Gobierno promete, una vez más, que ya tocamos fondo y que a partir del segundo trimestre se viene una remontada.

Ahora se habla de que después de esto todo va a mejorar, y es absolutamente falso. Porque todo este mecanismo de prácticas del Gobierno conlleva un caracter explosivo.

– Sin embargo todavía no se ve al sector empresarial completamente de espaldas a Macri ni se lo ve en un enérgico reclamo en unidad.

Yo creo que hay una manifiesta unanimidad de criticar esta política económica porque se sabe la cantidad de fábricas y comercios que cierran y los que están trabajando con una enorme capacidad ociosa. Esto es algo que uno ve diariamente en medios. Pero lo que hay es una ausencia de las entidades empresarias de caracter nacional para asumir la conducción y el liderazgo de ese reclamo. Lamentablemente es así.

– ¿Por qué no hay conducción en el sector?

La ausencia de este liderazgo, en algunos casos, está relacionada en que hay compromisos personales o políticos con el Gobierno. Pero también en algunos sectores hay temores a represalias de la AFIP u otros organismos públicos. Ha habido advertencias en este sentido por parte del Poder Ejecutivo, y esto genera temor.

– ¿Qué es lo que hace falta?

Yo creo que es indispensable un movimiento productivo con participación para cambiar la política actual. Porque todas las voces sueltas no son importantes si no tienen una organización, no pueden influir definitvamente para que se cambie esa política, política que ya tiene sus antecedentes en la época de Martínez de Hoz y de Cavallo, pero ahí las entidades tenían una actitud mucho más participativa y protagónica en la política que en la actualidad.

– Se observa una búsqueda de ciertos consensos y unidad en la dirigencia política opositora, ¿podría ir hacia allí el empresariado?

Creo que va a propender rápidamente a eso, a una situación de mayor unidad del sector de los pequeños y medianos empresarios para oponerse a estas políticas. Así como ocurre con el sector obrero, va a ocurrir con el sector empresario.

Comentar

comentarios

Temas relacionados