Falleció Bellavigna: creador del Chevitú y La Garrafa

A los 94 años murió Aldo Bellavigna, reconocido preparador del TC que armó, entre otros, el Chevitú y La Garrafa, 2 autos que dejaron una huella en la historia de la categoría.

El preparador Aldo Bellavigna falleció hoy, a los 94 años, luego de permanecer internado en el Hospital Italiano. Fue, junto a su hermano Reinaldo, uno de los preparadores más importantes que tuvo el TC entre las décadas del ‘60 y ’70. De sus ideas surgieron, entre otros autos, el Chevitú de Jorge Cupeiro y La Garrafa de Andrea Vianini.

Bellavigna se inició en la actividad en la década del ’50 trabajando junto a Ramón Requejo en la Fórmula 1 Mecánica Nacional. “Un día me llamó Froilán González para que le arme un Corvette V8. Con el tiempo puso una agencia de General Motors y cuando lo visité vi un chasis Maseratii al que le pusimos un motor Chevrolet y competimos en las 500 Millas de Rafaela con Cupeiro, así empezó la historia entre los 3”, contó el preparador en una nota con SoloTC.

Aldo llegó al Turismo Carretera a través de Carlos Loeffel que corría con una cupé Chevrolet a la que le colocaron un motor preparado por ellos. El espíritu innovador de los Bellavigna los llevó a proponerle a Froilán González armar un Chevrolet 400, el famoso Chevitú con el que lograron 14 triunfos en la categoría.

Aldo Bellavigna TC
Bellavigna fue un prolífico preparador del TC. (Foto: Archivo SoloTC)

Después de esa experiencia le dieron vida a La Garrafa con la base de un Bergantín IKA con el que Vianini logró 2 victorias. En 1969 cambiaron de marca y armaron un equipo con apoyo de Chrysler Argentina, con un Dodge Polara para Juan Manuel Bordeu y un Valiant para Loeffel.

Bellavigna se despidió del TC en 1973 luego del trágico accidente que le costó la vida a César Malnatti en la Vuelta de Pergamino. “Ese día dije que nunca más iba a trabajar en el Turismo Carretera”, aseguró Aldo que volvió a la F1MA donde logró 6 títulos. Más tarde desembarcó en el TC 2000 consiguiendo 3 campeonatos con Jorge Omar del Río. Hasta que en 1983 se retiró definitivamente de la actividad.

Comentar

comentarios

Temas relacionados