Falleció el titular de Industrias metalúrgicas Pehuenche SRL

A los 88 años falleció uno de los pioneros del sur mendocino, el industrial Bruno Renato Romano, que se domiciliaba en calle Pedro Vargas de nuestra Ciudad. Aparte era uno de los grandes pilares del Club Andino Pehuenche, junto a su esposa y sus hijos.

El titular de la firma Pehuenche una de las más antiguas fábricas de maquinarias para industrias agrícolas en argentina. En sus comienzos, en 1957, y con una gran cuota de artesano, Don Bruno Renato Romano, en un modesto taller ubicado en San Rafael, Mendoza, comenzó fabricando las conocidas “Sulfatadoras”, como llamaban comúnmente los agricultores a las pulverizadoras en aquella época.

Después de afianzar con gran esfuerzo su presencia comercial en toda la zona de Cuyo,comenzó a incursionar con máquinas de avanzada tecnología, en zonas como el Valle de Río Negro, la Mesopotamia y en un gran numero de provincias argentinas, con muy buenos resultados.

En el año 1969,construyó una moderna planta, concebida para la fabricación a gran escala de los distintos productos que demanda el mercado. En ese mismo año, se comienza con las exportaciones, logrando en 1973, mediante un convenio con el gobierno de Chile, la venta de 380 maquinas para tecnificar los productores trasandinos.

Luego incursiona en Industrias alimenticias, Bodegas e industria semipesada, experimentando un crecimiento sustentado por su tecnología de punta, ampliando continuamente las líneas de fabricación, apoyado por la alta calidad de sus operarios, el cuerpo técnico y su extensa red de concesionarios.

En el año 1998, se encuentran en la necesidad de trasladarse a una nueva planta más amplia y con la capacidad necesaria para afrontar nuevos desafíos, como la fabricación de tanques de acero inoxidable de todo tipo y capacidad, y depósitos sometidos a presión.

Hoy la planta fabril, de un predio de 21.000 m2, cuenta con 2.500 m2 de superficie cubierta, un plantel importante de operarios permanentes, y un departamento de ingeniería y proyectos, acorde a esta infraestructura, y a las exigentes demandas del sector.

A través de los años, ofrecieron a sus clientes la solución integral a todos sus requerimientos, tanto en la parte de cultivos, bodegas, olivícolas, como demás industrias e instalaciones de todo tipo. De este modo, acompañamos en todo el proceso de elaboración al productor, logrando ser la oferta mas completa y con mayor alternativa del mercado. El alto reconocimiento obtenido a través de los años, se basa en la política que siempre imperó en Pehuenche, la atención, el servicio post venta y la relación con el cliente de una empresa familiar, que es conducida por sus hijos y continua manteniendo el espíritu familiar.

Comentar

comentarios

Temas relacionados