Francisco expresó “dolor y vergüenza” por abusos en la Iglesia

Lo hizo en su discurso en la Casa de la Moneda. Pidió que “no se vuelva a repetir el daño irreparable. En Chile hubo casos resonantes de abuso.

El papa Francisco expresó hoy su “dolor y vergüenza” por los abusos cometidos a menores por parte de sacerdotes, y pidió “que no se vuelva a repetir el daño irreparable” que provocaron miembros de la Iglesia a los niños de ese país, a raíz de los casos de pedofilia. Lo dijo en su primer discurso en Chile, pronunciado en el Palacio de la Moneda del estado trasandino, donde llegó ayer para una visita de tres días.

Los abusos por parte de sacerdotes de la Iglesia Católica eran uno de los puntos que se esperaba que tocara el Sumo Pontífice durante su visita a Chile y Perú, dos países en los que se produjeron varios casos.

En Chile el más resonante de los últimos tiempos fue el del sacerdote Fernando Karadima, quien a sus 87 años fue declarado culpable por la Santa Sede.

La ONG estadounidense Bishop Accountability denunció abusos de al menos 80 religiosos desde el 2000 en Chile.

Comentar

comentarios

Temas relacionados