Freddie Mercury: El recuerdo a 31 años de su muerte

La tarde del 24 de noviembre de 1991, Freddie Mercury falleció en su habitación de Garden Lodge a causa del SIDA,a la edad de 45 años.

La causa oficial de su muerte fue bronconeumonía complicada por el sida.​ Pese a que no era una persona religiosa, su funeral fue dirigido por un sacerdote zoroástrico.

Freddie desde su infancia en África buscó destacarse. En Inglaterra, adonde su familia emigró, llegó el éxito con Queen. Mientras crecía su fama, su vida privada se volvía cada vez más tormentosa.

Freddie Mercury era muy diferente al resto. Lo que aplica a los demás no lo hace con él. Su imagen quedó cristalizada al menos 35 años atrás. El Freddie Mercury que quedó cincelado en el imaginario colectivo es el de sus últimos años de apogeo con Queen, el cantante y showman que deslumbraba al mundo, el del Live Aid, las giras globales, el monstruo que llenaba el escenario, el que hacía que estadios enteros centraran su vista en él sin necesidad de parafernalia ni fuegos artificiales. Sólo con carisma, una voz que la ciencia se encargó de explicar, entrega y un manejo escénico descomunal.

La vida de Freddie Mercury tuvo, en muy pocas décadas, de todo. Éxito, drama, amor, polémicas, sufrimiento y una muerta lenta, secreta y atroz, tras la terrible confirmación del SIDA, con un final rodeado por quienes lo querían de verdad.

Temas relacionados