Fuerte tormenta azotó al Gran Mendoza

Los mendocinos fueron sorprendidos por una precipitación absolutamente atípica; al menos para esta parte de la provincia.

De pronto, el cielo se puso negro y literalmente no se vio nada más. Fue una cortina de agua, granizo y viento que duró poco más de diez minutos; suficientes para provocar todo tipo de daños.

La tormenta fue tan focalizada que en el observatorio meteorológico ubicado en el parque San Martín se registraron 12 milímetros de precipitación, mientras que en El Plumerillo ese número fue 0.

El temporal se originó en la zona de El Challao, se desplazó hacia el Este y afectó a Ciudad, Godoy Cruz y Guaymallén, principalmente.

Mendoza tiene un promedio anual de precipitaciones de 220 milímetros. En este caso, casi el 5% cayó en no más de 20 minutos, lo que provocó el colapso de los desagües pluviales y aluvionales.

 

Temas relacionados