Gioja no irá por un nuevo mandato de gobernador

Lo anunció ayer por Cadena provincial. Explicó que priorizará su recuperación física

 Gioja estuvo por más de una hora con el vice, los ministros, legisladores nacionales y provinciales. Si bien todos apoyaron la resolución que tomó, algunos no pudieron ocultar su tristeza y hasta se vieron lágrimas.

Terminó la incertidumbre. Imprevistamente, José Luis Gioja anunció anoche en Cadena Provincial que no se presentará por cuarta vez como candidato a Gobernador de San Juan y causó un fuerte remezón en el tablero político local de cara a los próximos comicios. Y lo hizo a pesar de una posición muy cómoda: tiene excelente relación con el precandidato presidencial del oficialismo que mejor mide, Daniel Scioli, y una encuesta reciente arrojó que, de presentarse, más del 63 por ciento de los sanjuaninos lo apoyarían. Por esas variantes, es que la determinación causó sorpresa tanto en el oficialismo como en la oposición. Dijo que las razones de esa decisión pasan por su salud y por dedicarle más tiempo a su familia. No se sabe cómo quiere acomodarse a los tiempos que vienen, pero en el peronismo nadie duda que seguirá liderando el movimiento y que su muñeca será determinante para el armado electoral del Frente para la Victoria.

El camino que eligió Gioja abre un panorama que muchos creían impensado. Por primera vez en 12 años, el justicialismo no tendrá a su máximo exponente en el cuarto oscuro y ahora deberá definir quién o quiénes pelean por la sucesión. De eso no hubo novedades ayer y en el entorno del gobernador dijeron que el tema se resolverá en los próximos días, más cerca del vencimiento del plazo para presentar precandidatos, el 10 del mes que viene.

La noticia empezó a sonar en horas de la tarde, cuando Gioja citó a sus colaboradores más estrechos a una reunión urgente de Gabinete y se supo que iba a hablar en Cadena Provincial. Alguien que lo conoce muy bien había dicho esta semana que cualquier resolución sobre su futuro se la iba a comunicar primero a su equipo y así fue. Oficialmente se conoció un rato más tarde. En su cuenta de Facebook, Gioja plasmó el mismo discurso que luego leyó personalmente en Cadena Provincial a partir de las 21. “He tomado la decisión de no volver a postularme al cargo de gobernador de nuestro querido San Juan”, dijo en el mensaje. Y lo atribuyó a “las consecuencias del accidente de octubre de 2013, así como la lógica necesidad de entregarle más tiempo y calidad a mis afectos familiares”.

La decisión no fue fácil, la meditó profundamente y la tomó consciente del capital político que lo erige como el dirigente de mayor aceptación en la opinión pública de la última década y estando convencido de la legalidad que suponía ir por otro periodo. Sin embargo, dijo que “es irrevocable”.

También dio fundamentos políticos. Aseguró que su determinación “no debe ser vista como una retirada, sino como un gesto de abrir las puertas y dar paso a los nuevos dirigentes. Creo que el movimiento que represento es una verdadera cantera de producir hombres y mujeres con una excelente formación política, capacidad de servicio y experiencia en el manejo de la cosa pública”. Lejos de mostrar debilidades, prometió que “hasta el 10 de diciembre voy a gobernar con la misma pasión, fuerza y autoridad que me dieron ustedes desde el primer día”. La frase fue replicada por la dirigencia peronista, que se mostró firme en la idea de que el líder partidario continuará siendo el conductor.

La posibilidad de que Gioja fuera candidato de nuevo sonaba con fuerza desde el año pasado. En el oficialismo entienden que al no haber una cláusula transitoria que diga qué número de periodo es el que transita, hay que contarlo como el primero después de la enmienda constitucional de 2011 que habilitó tres consecutivos para el primer gobernador y que no tiene impedimento para buscar uno más.

Ninguno de sus compañeros justicialistas duda de que podía presentarse una vez más. Y aunque todos mostraron un dejo de tristeza, evaluaron que es una decisión “sabia”, sobre todo por la salud. Su hermano Juan Carlos señaló que “es inteligente, porque merituó cuestiones políticas y de salud”. Su hijo mayor, Gastón, afirmó desde Buenos Aires que “la familia está contenta”.

FUENTE DIARIO DE CUYO, SAN JUAN

Temas relacionados